Quantcast

Qué es un sugar daddy

Puede ser que hayas oído esta expresión en referencia a un hombre, normalmente de cierta edad, que tiene una relación con una chica joven, pero es posible que no conozcas el verdadero trasfondo de la misma, por eso hoy queremos explicarte qué es un sugar daddy y por qué algunas chicas jóvenes optan por una relación de esta clase para obtener cierta estabilidad económica en sus vidas.

Un sugar daddy

Un sugar daddy

Un sugar daddy se trata, normalmente, de un caballero muy adinerado que ha llegado a cierta edad y que desea mantener una relación de tipo sentimental y sexual, con características de un negocio o transacción con una joven mucho menor de él, a cambio de lo cual la chica recibirá dinero, regalos y otro tipo de beneficios materiales y financieros, en tanto la relación siga adelante.

¿Entonces en qué consiste este tipo de relaciones?

Así como lo has leído, se trata de un negocio por medio del cual un hombre mayor rico establece una vinculación amorosa con una mujer mucho más joven. Pero no te vayas a confundir, no es prostitución, por el contrario, se trata de una relación que puede ser bastante duradera, sin las complicaciones de un matrimonio o de un noviazgo sin celos, peleas u otro tipo de conflictos, en la que ambas partes consiguen satisfacer un interés.

En el caso del hombre mayor con dinero, mantener una relación estable sin complicaciones con una joven bonita con quien compartirá intereses, sentimientos y sexo, mientras que en el caso de la joven, será el interés por mantener una relación estable con un hombre mayor con éxito financiero, que podrá proveerle de una estabilidad económica para cubrir todas sus necesidades.

Este tipo de vínculos pueden ser establecidos de tipo formal o como una segunda relación del hombre mayor, de naturaleza infiel, pero siempre estableciéndose previamente las reglas del juego, para satisfacer los intereses de ambas partes, por lo que se trata de algo más parecido a un contrato o negociación.

¿Existen también las sugar mommy?

Por supuesto que sí, y en este caso nos estaríamos refiriendo a una relación de tipo sexual y financiero entre una mujer adinerada y un hombre que puede ser mucho menor que ella, y que se convertiría en lo que podemos denominar un sugar baby. En el caso de las sugar mommy también se trata de obtener un intercambio sentimental y sexual con un hombre, pero sin las complicaciones de una relación seria, debido a que se encuentran concentradas en sus carreras profesionales.

Es posible que hayan pasado por una relación problemática y un divorcio lleno de discusiones e inconvenientes, y al no querer experimentar nuevamente ese tipo de situaciones, se buscan a un sugar baby que satisfaga sus necesidades afectivas, a cambio de una compensación de tipo económico, sin los inconvenientes que derivan de una relación seria y estable, aunque una relación entre una sugar mommy un sugar baby puede prolongarse mucho en el tiempo, siempre que ambos consigan lo que están buscando de esa relación.

Hay que pensar que una mujer madura no reaccionará de la misma manera en que lo hacen las chicas jóvenes, y que con ellas se puede establecer una relación más práctica y dinámica, siempre que el joven la trate bien, la respete y cubra sus expectativas y necesidades afectivas y sexuales, por lo que recibirá un tratamiento preferencial y una compensación económica apreciable, que puede darle la estabilidad económica que está buscando.

¿Cómo ha evolucionado la práctica del sugar daddy?

¿Cómo ha evolucionado la práctica del sugar daddy?

Lo ha hecho de una manera más extendida de la que puedes imaginarte y se ha hecho famosa mundialmente, incluso ya existen muchas apps para encontrar un sugar daddy, en particular en Brasil, Argentina, Colombia y Méjico. De hecho podemos decir que un sugar baby es un profesional que centra su carrera en la búsqueda de un sugar daddy o una sugar mommy para establecer una relación y obtener una compensación económica.

¿Qué es un sugar baby?

No puede ser cualquier joven, debe poseer ciertas características y si son educados y parecen modelos mucho mejor, pero básicamente se trata de un joven que va a utilizar su imagen y su intelecto para obtener ayudas económicas y beneficios de una relación con un sugar daddy o mommy, a quien le ofrecerán básicamente actividades recreacionales y sexuales, recibiendo a cambio una recompensa económica y seguridad financiera.

Aunque es cierto que es más usual que este tipo de actividades sean llevadas a cabo por mujeres jóvenes, que entran en estas aplicaciones y colocan en sus perfiles el tipo de pareja que buscan, mientras que tenga más dinero mucho mejor, colocan el nivel social al que se encuentran acostumbradas y cuáles son sus aspiraciones, aunque podríamos decir que en la mayoría de los casos, lo que están buscando no es sólo una estabilidad económica, sino también una tutoría, y con suerte, hasta una verdadera relación.

Además, es posible que lo que comience como una relación transaccional, realmente desemboque en una relación estable y seria, que permanezca en el tiempo, convirtiéndose en un compromiso a largo plazo. Lo interesante es que ambas partes cumplan el acuerdo y se sientan contentos en su mutua compañía.

¿Cómo se consigue un sugar daddy?

La manera sencilla para muchas mujeres jóvenes agraciadas para encontrar un sugar daddy es gracias a las aplicaciones o páginas web que patrocinan esta clase de servicios y se ha dicho que los perfiles de estas páginas y apps tienen un 65% de éxito, con una gran cantidad de usuarios. Esas mismas apps y páginas web son empleadas si lo que se quiere conseguir es un sugar daddy gay, con una presentación diferente a la que emplean las mujeres.

Generalmente, estas apps y páginas web son de uso gratuito, pero hay algunas que son de pago y exclusivas para cierta clase de usuarios, a los que se suministra alguna clase de acceso electrónico, que les permita ingresar en el servicio y registrarse, indicando cuáles son sus aspiraciones y expectativas.

También se organizan fiestas en las que un individuo al que llamaremos patrocinador, se encarga de invitar a los posibles sugar daddy o mommy y presentarles a los candidatos a sugar baby, pero estos patrocinadores tienden a ser muy cuidadosos a la hora de reunir a los hombres y mujeres mayores con dinero y a las chicas y chicos jóvenes que aspiran a convertirse en un sugar baby.

Ahora que sabes de qué se trata, y crees que te animas a mantener esta tipo de relación, entonces te deseamos el mejor de los éxitos, pero recuerda que se trata de una transacción y que los sentimientos no tienen nada que ver con ello.