Quantcast

Risotto: los cinco puntos a seguir para que lo bordes cada día

El risotto es uno de los platos italianos más famosos y preferidos; y cómo no serlo, si este arroz cremoso y delicioso, es un verdadero placer al paladar. Para que quede perfecto en todos los sentidos y lo puedas disfrutar verdaderamente cremoso y con el sabor más tradicional, hay algunas consideraciones que debes tener en cuenta. Este es un plato sencillo que disfrutarás a lo grande, así que no te puedes perder los cinco puntos a seguir para que quede divino cada día.

Sellar el arroz: la clave para que quede perfecto el grano

con gambas

El arroz se suele saltear con la base con la que vas a preparar el risotto. La razón para esto es muy sencilla: si bien es cierto que el almidón liberado hará que quede cremoso, sellarlo es necesario para evitar que se abra mientras se cocina.

Lo ideal es saltear los granos hasta que estos luzcan bien sellados. Justo en ese punto es que se le debe comenzar a añadir el caldo; y tal como te he comentado, este paso debe hacerse poco a poco y con el caldo a la temperatura ideal: bien caliente.