Quantcast

Policía halla más de 30 armas y diversas drogas al desmantelar un punto de venta de droga en Moratalaz

Agentes de la Policía Nacional han localizado más de 30 armas y diversa cartuchería en el desmantelamiento de un punto de venta de droga en Moratalaz en una operación se ha saldado con la detención de cinco personas, siendo una de ellas menor de edad, ha informado este viernes la Jefatura Superior de la Policía de Madrid en una nota de prensa.

La investigación, que se culminó en febrero, comenzó a finales del año pasado, cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de dos narcopisos en el distrito madrileño de Moratalaz, concretamente en la calle Félix Rodríguez de la Fuente, en el conocido complejo ‘El Ruedo’.

Como resultado de las averiguaciones, constataron que en el portal del edificio donde se ubicaban estos domicilios, siempre se encontraba un varón que daba paso a los clientes, procedentes tanto del barrio como de otros puntos de la capital, que accedían a las viviendas para adquirir la sustancia estupefaciente.

Entre las gestiones realizadas por los investigadores, registraron los dos pisos donde tenía lugar la actividad ilícita, localizando en su interior 300 gramos hachís, 50 de cocaína, 300 gramos de marihuana y casi 150 plantas de esta sustancia. También chalecos antibalas y 10 armas blancas.

Además, los agentes incautaron varias armas de fuego: rifles, escopetas, subfusiles y armas cortas con su correspondiente cartuchería, así como armas de aire comprimido. También se encontraron cinco cuchillos, un machete, un hacha y un arco de flechas, así como cinco chalecos militares.

Por todo ello, los agentes procedieron en la llamada ‘Operación Trineo’ a la detención de cinco personas, una de ellas menor de edad, como presuntas responsables de los delitos de tenencia ilícita de armas, contra la salud pública y contra el patrimonio, que fueron puestos posteriormente a disposición de la autoridad judicial.

Los cinco arrestados –cinco hombres y una mujer– son españoles de entre 27 y 38 años, tres de ellos por antecedentes por robos, hurtos y amenazas. Pertenecen al conocido clan Jiménez de viejos narcotraficantes. Se investiga la procedencia de las armas y la Policía cree que las compraron y las tenían para uso propio, según han indicado fuentes de la investigación.