Quantcast

PP vasco defiende que Mañueco ha actuado «con responsabilidad»

La secretaria general del PP vasco, Laura Garrido, ha subrayado que su partido «aspira a gobernar en solitario» pero, ante posibles nuevos gobiernos con Vox, cree que «cada situación hay que verla en sí misma». Asimismo, ha defendido que el presidente del PP en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha actuado «con la responsabilidad que se le esperaba» para «configurar un gobierno estable y garantizar la gobernabilidad en unas circunstancias de incertidumbre».

En una rueda de prensa celebrada en Vitoria para informar sobre las líneas generales y la participación del PP vasco en el Congreso extraordinario que el Partido Popular celebrará los días 1 y 2 de abril en Sevilla, Garrido ha sido preguntada sobre el pacto de gobernabilidad alcanzado entre el PP y Vox en el Gobierno de Castilla y León.

Garrido ha subrayado que el PP es un partido «de centro moderado, reformista y liberal» y ha destacado que se diferencia «en muchas cuestiones» con Vox.

Tras afirmar que «en esta nueva etapa que se abre, el PP va a salir reforzado como alternativa única y real a Pedro Sánchez», ha destacado que tras las elecciones de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco fue «la lista más votada» y ha defendido que ha actuado «con la responsabilidad que se le esperaba».

Según ha explicado, el presidente del PP en Castilla y León ha buscado «configurar un gobierno estable y garantizar la gobernabilidad para los próximos años, en unas circunstancias muy difíciles, de incertidumbre».

«Se ha configurado un gobierno con un programa; un gobierno de estabilidad que garantiza la gobernabilidad. Creemos que este es mejor escenario que ir a unas elecciones», ha indicado.

Garrido cree que volver a convocar a los ciudadanos a la urnas «añade inestabilidad en un momento en el que hay que dar certidumbres», algo que se consigue con «gobiernos estables y garantizando la gobernabilidad cuando toca».

Preguntada sobre el rechazo del presidente del Partido Popular Europeo (PPE), Donald Tusk, al pacto entre Vox y el PP en Castilla y León, Garrido ha recordado que Tusk es polaco y «habla en base a la realidad de su país».

«En Europa, en un momento de invasión de Ucrania, lo que se prima desde el interés de salvaguardar las soberanías de los Estados, es respetar las decisiones, sobre todo, cuando están dirigidas a garantizar la estabilidad y la gobernabilidad, en este caso de una comunidad autónoma y también del conjunto de España», ha defendido.

Asimismo, ha insistido en que «el Gobierno de Castilla y León «lo va a liderar el PP, no Vox» y que «son las políticas del PP, al margen del programa de gobierno que se que se haya pactado». «Me voy a remitir a lo que ha señalado la propia Europa, que en todo momento, como no podía ser de otra forma, respeta las decisiones soberanas de los Estados miembros», ha indicado.

Preguntada sobre si lo ocurrido en Castilla y León es una excepción o si por el contrario el PP está abierto a futuros gobiernos con Vox en otras autonomías, Garrido ha defendido que «cada situación hay que verla en sí misma» y ha subrayado que su partido aspira a gobernar «en solitario».

«Cuando tenemos la confianza de los ciudadanos, lo hacemos en solitario, y así lo hemos hecho en Galicia con cuatro mayorías absolutas de Feijóo y también en Madrid», ha destacado.

No obstante, ha indicado que en el caso de Castilla y León, la situación «es la que es» y ha defendido que el PP tenía «la responsabilidad de garantizar un Gobierno, lo antes posible, a los ciudadanos que han confiado en el PP».

«La gobernabilidad en este caso viene como viene. Somos dos partidos distintos, pero quiero resaltar que a pesar de las múltiples diferencias que podamos tener con Vox, es un partido también con el que nos pueden unir cosas, que se han plasmado en ese programa de Gobierno. Los ciudadanos en su momento nos juzgarán por esas políticas que se hayan podido poner en marcha, si han sido efectivas o no, si han resuelto o no los problemas de los ciudadanos», ha insistido.

En este sentido, ha advertido que el PP «no va a admitir lecciones, sobre todo de aquellos que han pactado traspasando sus propias líneas rojas y pactando con aquellos que no han condenado el terrorismo».

«Se dijo que no se iba a pactar con Bildu porque no condenaba el terrorismo y se ha pactado con ellos; además no se ha pactado una iniciativa concreta en un municipio, se ha pactado garantizar la gobernabilidad de territorios como Navarra y garantizar seguir presidiendo el Gobierno de España», ha criticado.

Por ello, ha rechazado recibir «lecciones» de «aquellos que han pactado con quienes no han condenado el terrorismo; con aquellos que han con pactado con radicales, con golpistas y todos aquellos que quieren, en definitiva, socavar nuestra democracia y deslegitimar nuestras instituciones».

«DAR CONFIANZA Y CERTEZAS»

«El PP va a pactar con un partido que esperemos, sirva para poner en marcha las políticas que necesitan en este momento los ciudadanos, en un momento de confusión, de incertidumbre, en el que hay que dar confianza y certezas. Esa es la obligación de cualquier gobernante y eso es lo que ha hecho el señor Mañueco desde el Gobierno de Castilla y León».

Cuestionada sobre si esta posición es compatible con el discurso de «moderación» del candidato a presidir el PP, Alberto Núñez Feijóo, Garrido ha afirmado que el discurso del PP «es la moderación, es gobernar para los ciudadanos, poner en el centro de nuestra acción política a las personas». «Creo que no estamos dando un mensaje distinto del que hemos dado siempre», ha subrayado.

La portavoz ‘popular’ ha reiterado que en Castilla y León era necesario «garantizar la gobernabilidad». «En un futuro veremos qué escenario se nos presenta pero en Andalucía, según indican las encuestas, parece ser que no vamos a tener ningún problema para gobernar en solitario», ha señalado.

CONGRESO EXTRAORDINARIO

Garrido ha informado de que al Congreso extraordinario que el Partido Popular celebrará los días 1 y 2 de abril en Sevilla, asistirán 53 compromisarios del País Vasco, que serán elegidos entre las personas que se presenten, en el caso de que el número de inscritos sea mayor que las plazas existentes.

Asimismo, ha destacado que a la presidencia del PP solo se ha presentado la candidatura de Alberto Núñez Feijóo, que por parte del País Vasco ha recibido 620 avales.

También ha anunciado que en la campaña que va a llevar a cabo el candidato, Feijóo tiene previsto un acto el próximo 18 de marzo en Bilbao. «Todo el PP vasco estaremos con él», ha señalado antes de subrayar que los ‘populares’ vascos están «ilusionados con esta nueva etapa en la que el PP, en su conjunto, va a salir reforzado».