Quantcast

Irene Rosales se entera de que Marta Riesco va a demandar a Kiko Rivera

Más solo que nunca y con su imagen por los suelos desde que cargó duramente contra su hermana Isa y su madre, Isabel Pantoja, en la brutal entrevista que concedió a la revista Lecturas, los problemas se le acumulan a Kiko Rivera. Y es que a raíz de sus declaraciones son muchos los que especulan con su estado de salud – y una presunta recaída – con una supuesta crisis matrimonial con Irene Rosales, con unas acuciantes deudas económicas que le habrían empujado a arremeter contra su propia familia, con proyectos profesionales que se le han caído por su controvertida actitud…

Numerosas informaciones que Kiko niega tajantemente – asegurando que nada hay de cierto en lo que se ha dicho en la última semana – y por las que, como ha anunciado, tomará medidas legales para defender su honor y su intimidad.

Pero los problemas no acaban ahí ya que, mientras Isa Pantoja medita si emprender medidas legales contra su propio hermano por sus brutales declaraciones, hemos sabido quién ha dado el paso de querellarse contra Kiko por hablar de lo que sucedió en la ‘famosa’ Nochevieja de 2019 en Cantora: Marta Riesco.

La reportera, dispuesta a defender su honor cueste lo que cueste, va a sentar en el banquillo de los acusados no solo a Anabel Pantoja – por referirse a un hecho que pertenece a su intimidad – sino también al hijo de Isabel Pantoja, que no ha dudado en mostrar su apoyo a su prima en su exclusiva de Lecturas corroborando lo que la influencer ha contado sobre Marta Riesco en ‘Sálvame’.

Un inesperado golpe sobre el que le hemos preguntado a Irene Rosales que, muy seria y cumpliendo con su ‘amenaza’ de mantenerse al margen y no dar la cara por su marido, ha evitado comentar.

Con un Kiko que no se ha dejado ver en los últimos días – al parecer su estado anímico no podría ser el mejor después de lo sucedido a raíz de su exclusiva – su mujer guarda silencio y, sin aclarar cómo está el Dj, ni confirma ni desmiente si van a tomar medidas legales contra un paparazzi que ha afirmado que están separados aunque conviven bajo el mismo techo, que el hijo de Paquirri habría pedido un crédito de 30.000 euros a sus espaldas o que habría vuelto a serle desleal recientemente.