Quantcast

El tropezón de la Reina Letizia en su último acto

Este lunes fue un día complicado y emotivo para la Reina Letizia, puesto que se cumplían 15 años desde el fallecimiento de su hermana Erika Ortiz. Un doloroso aniversario que la monarca prefirió vivir en la intimidad del Palacio de la Zarzuela, despejando de actos su agenda oficial.

Sin embargo, tan solo un día después Doña Letizia ha reaparecido con la mejor de sus sonrisas presidiendo en el Museo Nacional de Ciencias Naturales un encuentro entre científicas y emprendedoras. «Rompiendo techos de cristal: La mujer científica, del laboratorio al emprendimiento», organizado a raíz del 11F – Día Internacional de la Mujer y la Niña en Ciencia – y cuyo objetivo es visibilizar el papel de la mujer en la ciencia, tecnología y empresa poniendo en valor sus contribuciones más destacables y mostrando casos de éxitos.

Un acto de claro corte profesional en el que, lejos de los looks ‘ejecutivo’ que la monarca suele elegir en este tipo de reuniones – con alguno de los sobrios pero ultrafemeninos trajes de chaqueta que se han convertido en una especie de ‘uniforme de trabajo’ en los últimos tiempos – Doña Letizia nos ha sorprendido con un conjunto de lo más primaveral, ponible y versátil.

Un outfit compuesto por uno de sus pantalones preferidos, los culotte de piel negros de Uterqüe con cremallera delantera (que estrenó en 2015, que le hemos visto en incontables ocasiones y que continúan de plena tendencia), un jersey de punto fino y cuello cisne en color rojo, que tiene muy similar en blanco y negro, y una juvenil cazadora nueva por debajo de la cintura, con estampado de falso twee y bolsillos a la altura del pecho. Como complementos, el bolso de mano color cereza de la firma asturiana Reliquiae que también tiene en color negro, y unos stilettos que por poco le dan un disgusto.

Y es que a su llegada al acto, Doña Letizia ha sufrido un pequeño traspiés al descalzarse uno de sus zapatos de altísimo tacón. Sin embargo, todo ha quedado en una ‘anécdota’ de la que la Reina, que ha mantenido el equilibrio de una manera encomiable, ha salido airosa.