Quantcast

Cómo hacer plastilina casera no tóxica

La plastilina casera es una de las herramientas que más divierte a las personas, no importa si son pequeños o grandes. Permite crear figuras modeladas y manualidades de todo tipo, perfecto para estas épocas navideñas donde la decoración desempeña un papel fundamental.

LEA TAMBIÉN: PLASTILINA, NOTAS… PRODUCTOS QUE USAS A DIARIO, PERO SE CREARON PARA OTROS USOS

Las plastilinas hechas en casa también proporciona multiples ventajas, entre ellos está que se pueden elaborar con ingredientes comestibles o con bajos niveles de toxicidad, suprimiendo la preocupación de que los más pequeños se la lleven a la boca. Por estas y más razones, a continuación te mostramos todos los tipos de plastilina que puedes hacer en tu hogar en pocos pasos.

¿Cómo hacer plastilina casera con harina?

¿Cómo hacer plastilina casera con harina?

Primero, mezcla sal, harina y agua en un recipiente, hasta obtener una masa que no se pegue a las manos. Seguidamente, se agrega el color vegetal gota a gota para tener la seguridad de llegar a la gama deseada y no sobrepasarse.

Es fundamental distribuir uniformemente el colorante. Luego de seguir los pasos anteriores, ya puedes comenzar a jugar con tu plastilina. Para un almacenamiento correcto, se guarda en una bolsa se plástico que bien cerrada y se coloca en el refrigerador.

Con harina y maicena

Se mezcla en una olla la harina, sal, aceite, agua caliente, maicena y el colorante alimenticio líquido, para luego colocar a fuego lento. Se debe remover constantemente durante aproximadamente 5 minutos, luego se retira en el momento que la masa se despegue con facilidad de los bordes.

Una vez fría, se amasa sobre una tabla hasta que se consiga una masa consistente, se divide en trozos para agregar el colorante y continuar amasando, lo importante es que el color quede totalmente repartido.

Utilizando bicarbonato

Utilizando bicarbonato

Se requiere de harina, agua, sal, aceite, colorante comestible y evidentemente el bicarbonato, este último ayuda a que la plastilina adopte una muy buena textura. Aunque, es recomendable guardarla en un envase cerrado en un lugar fresco para que dure semanas o hasta meses.

El procedimiento inicia con calentar agua en una olla, añadirle sal y bicarbonato y disolverlo. En un bol mediano se va agregando la harina, sal, aceite y la composición cocinada anteriormente. Finalmente, se mezcla y amasa todos los ingredientes hasta obtener una consistencia firme y elástica, en este último paso se procede a colocar el colorante de la tonalidad que desees.

¿Cómo hacerla con cremor tártaro?

El cremor tártaro es un ácido carboxílico, caracterizado por ser un subproducto de la elaboración del vino. Sin embargo, es segura para los niños por ser un material que también es utilizado en la pastelería para estabilizar los merengues y la crema batida y termina siendo plastilina.

Solo se requiere mezclar harina, agua, aceite, sal y cremor para cocinarlo a fuego moderado, una vez que se observe una masa unificada se deposita en otro recipiente. Para finalizar, se le coloca el colorante que desee.

Es importante mantenerse alerta cada vez que los pequeños pasen un rato ameno jugando con este utensilio casero. Lo normal en el cuidado diario que se les brinda por no tratarse de un elemento peligroso.

En caso de que los niños decidan llevarse este tipo de plastilina a la boca, pueden estar tranquilos ya que no es tóxico. Sin embargo, no es recomendable que la coman por contener materiales crudos o que no son habituales de ingerir.

También se puede hacer con glicerina

También se puede hacer con glicerina

Vierte harina de trigo, sal, agua fría, aceite de girasol, glicerina comestible y colorante en un recipiente. Y procede a mezclarlos hasta que se tenga una masa con consistencia similar a la plastilina comercial, es decir elástica y suave.

La diversión inicia cuando crees figuras y las mismas se pueden endurecer llevándolas al horno por un periodo de tiempo entre una y dos horas. Y con una temperatura de aproximadamente 150 grados.

Arena para modelar

Esta herramienta moldeable también se puede realizar en casa con ayuda de pocos materiales, entre ellos arena, harina de trigo y aceite para bebés o de girasol. Es otra buena opción para que los niños se diviertan.

Todos los elementos se mezclan en un recipiente poco a poco, incluso se puede batir la preparación con una cuchara o con las manos. En caso de obtener una mezcla muy húmeda se agrega un poco más de arena.

¿Cómo hacer plastilina comestible?

¿Cómo hacer plastilina comestible?

Aunque con esta receta no habrá problema alguno en caso de que los niños la coman, es crucial evitar los excesos a fin de que no causar dolor estomacal. Los ingredientes que se necesitan para hacer esta plastilina es la maicena, malvaviscos, aceite de coco y colorante para alimentos.

En un recipiente se colocan los malvaviscos, la maicena y el aceite de coco para introducirlo en el microondas por aproximadamente 30 segundos. Al terminar se revuelve la mezcla hasta quedar espesa y moldeable y se procede a añadirle el colorante.