Quantcast

Escrivá cree que no hay «mimbres» en la UE para corredores humanitarios seguros de migrantes

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, cree que no hay «mimbres» en la UE para crear corredores humanitarios seguros para migrantes en Tránsito, como ha pedido el Gobierno Vasco, porque hay «posiciones distintas». En todo caso, espera que «en algún momento» haya un nuevo pacto de Dublín que lo permita y ha destacado que España mantiene «posturas de solidaridad» en Bruselas.

La consejera vasca Beatriz Artolazabal instó al ministro que medie ante las autoridades francesas y europeas para crear corredores humanitarios seguros para migrantes en tránsito en una carta que le remitió el pasado 22 de noviembre, dos días después de que se registrara la última muerte de un migrante en el río Bidasoa, en Irun (Gipuzkoa), al intentar cruzar a nado la frontera con Francia.

En declaraciones realizadas a los medios de comunicación este lunes en el patio de entrada a la empresa Gureak de San Sebastián, que ha visitado, Escrivá ha afirmado que la apuesta del Gobierno central «por la migración regular segura es clara».

«El tema migratorio, y lo se está viendo con lo que está ocurriendo en el Canal de la Mancha, es un tema complejo. Necesitamos avanzar en el Nuevo Pacto de Migración y Asilo a nivel europeo. Hay posiciones distintas a nivel europeo sobre este tema. España está manteniendo posturas en las cuales la solidaridad entre los países tiene que ser un elemento central», ha subrayado.

UN TEMA EN DISCUSIÓN

No obstante, ha dicho que hay que reconocer que todavía es un tema que se sigue discutiendo. «Mantenemos nuestras posiciones en Bruselas, pero tengo que reconocer y soy sincero, que es un tema en el que las posiciones de países no están lo juntas y estrechas que deberían ser», ha aseverado.

El titular de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones espera que, «en algún momento, haya un nuevo pacto de Dublín, que es el que permitiría» que lo que plantea Beatriz Artolazabal se pueda hacer en Europa. «Pero ahora mismo los mimbres todavía no son los adecuados», ha reconocido.