Quantcast

Níscalos con patatas: el guiso de otoño que no te ha enseñado Arguiñano

Las setas están rodeadas de leyendas y en cada otoño los bosques comienzan a ofrecer lo mejor de ellas. Historias de hadas, elfos y duendes abundan como los mismos níscalos y hacer recetas con ellos se convierte en casi un ritual. Y es que durante esta época del año, sería un pecado no aprovecharlos. Una forma deliciosa y sencilla de disfrutarlos es en un guiso con patatas, y aunque el mismo Arguiñano no te ha enseñado aún a prepararlos, aquí te voy a mostrar como los puedes hacer de una forma sencilla y sumamente rica.

 

Cómo elegir los níscalos

Níscalos con patatas: el guiso de otoño que no te ha enseñado Arguiñano
Foto: Pixabay

Así como Arguiñano acostumbra a dar sus mejores consejos, te voy a contar cómo debes escoger a estos ricos hongos. Si vives en el bosque y puedes recolectarlos de manera natural, esta ha de ser una de las mejores experiencias; eso sí, esta actividad no puede tomarse a la ligera. Y es que, son muchos los tipos de níscalos que puedes encontrar y estos pueden llegar a resultar desagradables o indigestos. Por esta razón, la labor de su recolección es mejor hacerlo si se conocen bien sus variedades.

Si eres de los que vive en las ciudades o simplemente prefiere adquirirlos en el mercado, debes escoger entonces a los que luzcan más saludables y que no se exhiban amontonados. Revisa muy bien la base para verificar que no tengan larvas o gusanos. La parte del “sombrerito” debe lucir sin perforaciones, o corres el riesgo de amigos indeseables en su interior. Cuando llegues a casa, lo mejor es consumirlos en las siguientes 24 horas.