Quantcast

Níscalos con patatas: el guiso de otoño que no te ha enseñado Arguiñano

Las setas están rodeadas de leyendas y en cada otoño los bosques comienzan a ofrecer lo mejor de ellas. Historias de hadas, elfos y duendes abundan como los mismos níscalos y hacer recetas con ellos se convierte en casi un ritual. Y es que durante esta época del año, sería un pecado no aprovecharlos. Una forma deliciosa y sencilla de disfrutarlos es en un guiso con patatas, y aunque el mismo Arguiñano no te ha enseñado aún a prepararlos, aquí te voy a mostrar como los puedes hacer de una forma sencilla y sumamente rica.

Los níscalos un símbolo otoñal difícil de ignorar

Cuando llega el otoño los níscalos llenan el paisaje y tomarlos para cocinarlos en alguna receta es algo irresistible. Estos hongos son versátiles y deliciosos; además, cuentan con excelentes beneficios nutricionales. Aportan tan solo 20 Kcal por cada 100, por lo que son recomendados para dietas de adelgazamiento.

Así como son perfectos para bajar de peso gracias a su bajo índice calórico y a su poder saciante, los níscalos también son ricos en fibra, antioxidantes, vitaminas A, C y D; así como potasio, magnesio, selenio, fósforo y calcio. Su consumo frecuente contribuye a mitigar los diversos efectos atribuidos a las enfermedades metabólicas, así que aparte de placenteros, son también muy saludables.

Níscalos con patatas: el guiso de otoño que no te ha enseñado Arguiñano
Foto: Pixabay