Quantcast

Las claves para organizar la nevera y hacerla más práctica

¿Organizar la nevera? Puede parecer un poco fastidioso, pero si te digo que con el orden puedes disfrutar y tener mayor espacio. Resulta que muchas veces la falta de espacio en ella se debe a que no sabemos guardar los productos.

Muchas veces dejamos algunos productos en bolsas, otros en envases muy grandes. Esto solo ocasiona que se reduzca considerablemente el espacio en la nevera. Impidiendo que logremos dispersar o haciendo incluso que nos olvidemos que hay ciertos alimentos con tiempo y estos tienden a dañarse.

LEA TAMBIÉN: CÓMO CAMBIAR LA PUERTA DE LA NEVERA

Por ello es fundamental que sepas algunos trucos para aprovechar al máximo los espacios en la nevera. De esta manera podrás guardar todo lo que necesites y tendrás un espacio práctico, al alcance y sin molestia alguna.

Así que a continuación te muestro algunos trucos para que aprendas a organizar una nevera y tenerla 100% práctica.

¿Cómo mantener organizada una nevera?

¿Cómo mantener organizada una nevera?

Lo primordial es que sepas de qué manera puedes ahorrar espacios. Por ejemplo puedes tomar envases pequeños para guardas restos de salsas. También utilizar envases para guardar todo lo relacionado con jamón o queso.

Los jugos pueden ir en un envase especial y si eres de aquellos que suele tener pequeños envases de jugo en la nevera, lo ideal es que compres un compartimiento especial. Para que puedas colocarlos todos juntos en un determinado espacio.

También puedes usar envases para guardar frutas, huevos y otros implemento que requieran refrigeración.

Ahora bien, toma nota de los siguientes consejos también para evitar que los alimentos se deterioren.

  1. No coloques alimentos frente a sensores, canales de aire ni ventiladores dentro del frigorífico. Es importante ordenar de una manera adecuada los productos, de forma que no obstruyan el paso del aire para evitar problemas de enfriamiento.
  2. No lo llenes demasiado. El sobrellenado puede causar problemas de temperatura, así como de circulación del aire, enfriamiento o incluso en el cierre de puertas. Si vamos a realizar una compra que requiere conservar alimentos en frío, lo ideal es hacer una planificación y determinar el espacio que ocuparán. De esta manera, consumimos solo lo que realmente necesitamos y evitamos que los productos se deterioren.
  3. Los alimentos, mejor en recipientes.  Además de evitar olores, los recipientes ayudarán a preservar el alimento en su mejor estado y por más tiempo en la nevera. En el caso de las frutas y verduras, tienen que respirar. Por ello, los cajones verduleros van muy bien.

Toma en cuenta el uso de los envases

Toma en cuenta el uso de los envases
  1. No juntes alimentos fríos y calientes. Deja que la comida caliente se enfríe a temperatura ambiente primero y si es posible, cambia la comida caliente a recipientes pequeños. Esto ayudará a que el enfriamiento dentro del frigorífico siempre sea más eficiente.
  2. Verifica la fecha de caducidad de los productos. Los productos que se encuentran en descomposición provocan malos olores y afectan al resto de alimentos dentro de la nevera. Asimismo, no se puede consumir ningún alimento una vez pasada la fecha de caducidad, ya que puede suponer un riesgo para la salud.
  3. Utiliza envases de vidrio o plástico resistente. Nunca uses envases desechables en la nevera para guardar alimentos. Quitan espacio y no ayudan a conservar los alimentos.
  4. Evita por completo acumular envases vacíos de cualquier cantidad de restos de comida.
  5. Trata en lo posible de rebanar los vegetales y guardarlos en envases para que puedas obtener más espacio. Tampoco seas de las personas que guardan una cantidad de envases de salsas. Puedes usar envases especiales y dejarlas fuera de la nevera si es posible.

Mantener la nevera impecable también cuenta

Mantener la nevera impecable también cuenta

Aunque parezca insólito, la nevera requiere de una limpieza al menos una vez al mes. Y si eres de esas personas guardan salsas y grandes cantidades de comida, debería ser cada quince días. Y es que los olores en la nevera son reales y muchos de ellos no son agradables.

Los diferentes tipos de olores que pueden existir en la nevera son causados ​​por moléculas que son emitidas por tu comida y flotan en el aire, circulando en ese pequeño espacio cerrado. Cuando abres la puerta, esas moléculas entran en tu nariz y activan receptores que denotan que no hay buena higiene.

Comida deteriorada, salsas derramadas, alguna fruta dañada, todo puede causar un mal olor, por lo tanto es necesario que mantengas una buena higiene. La nevera puede resistir por fuera , limpia, pero por dentro hay que hacer limpieza una vez al mes o cada quince días de ser necesario. Esto evitará malos olores.

Antes de realizar la limpieza a fondo de la nevera ten en cuenta que este deberá estar abierto, así que debes tomar previsiones con los alimentos. Coloca la comida en envases y reservas mientras limpias.

Bota lo que tengas que no necesitas, aprovecha y organiza todo en bolsas plásticas o envases si es necesario para que tengas más espacio. En cuanto a la carne o pollo que deba permanecer refrigerado habilita un espacio aparte con suficiente hielo para que se mantenga mientras limpias.