Quantcast

8 consejos que te harán reducir la factura de la luz de tu empresa

Tener una empresa supone muchos gastos fijos entre los cuales destaca el gasto en energía, algo que se complica más todavía ahora con la vertiginosa subida de la luz. Para lograr reducir costes una de las mejores medidas es disminuir el consumo energético, algo posible ahora gracias a las nuevas tecnologías y a unos hábitos correctos. Alcanzar eficiencia energética en una empresa, sin importar su tamaño, necesita una estrategia de integración y la colaboración de cada uno de sus trabajadores.

Si no sabes por dónde empezar, a continuación te dejamos algunas de las opciones que hay para reducir la factura de la luz. Sin embargo, en nuestra opinión lo mejor para lograr llevar los gastos al mínimo es consultar con profesionales como los de la consultoría energética SinCeo2, nadie mejor que ellos sabe cada truco que existe para gastar menos luz.

8 claves para reducir el consumo energético en tu empresa.

1.   Identifica los gastos

El primer paso para ahorrar es saber en qué se gasta exactamente. Haz un seguimiento durante una temporada y analiza la información que sacas de este para poder optar por una tarifa que se adapte a tus necesidades y horarios de máximo gasto.

2.   Comprueba la iluminación

Tener luz en una zona de trabajo es algo imprescindible, pero en ocasiones sobrepasamos esas necesidades. Si crees que puede  ser el caso de tu empresa, reajusta las luces y prescinde de aquellas que no son realmente útiles.

3.   Adquiere productos de mayor eficiencia energética

A la hora de renovar los aparatos eléctricos de la compañía, asegúrate de que todos lleven la etiqueta de ahorro energético de clase A.

4.   Aprovecha la luz solar

Siempre que sea posible aprovecha la luz natural. Un espacio con luz natural homogénea además es más acogedor, y producirá una mayor sensación de bienestar a los trabajadores que la luz artificial (que suele ser más molesta), algo que se traduce en mayor productividad. Si es necesario puedes combinarla con la artificial, pero siempre sacando el máximo partido a la natural.

5. Bombillas de bajo consumo

La iluminación de bajo consumo te permite ahorrar hasta un 80% en luz. Considera además instalar interruptores por zonas, para sólo encender aquellas que necesitemos y temporizadores que apaguen todas las luces a cierta hora, para evitar que al cerrar se quede alguna encendida toda la noche.

6. Utiliza adecuadamente los sistemas de climatización

Los sistemas de climatización suponen el mayor gasto de energía de todas las empresas. Son imprescindibles, pero su uso incorrecto puede disparar su factura. Debes asegurarte de que el edificio esté bien aislado, para no dejar pasar ni frío ni calor. Regular la temperatura y no producir cambios bruscos también es importante. Lo normal es 25 grados en verano y 20 en invierno, algo que varía según el tipo de trabajo y otros factores.

7. Conciencia a los trabajadores

De nada sirve que una empresa invierta y se preocupe por reducir los gastos de energía si los trabajadores no siguen unas pautas adecuadas. Dejar los cargadores enchufados o el ordenador en stand by, dejar luces encendidas, no utilizar el modo ahorro de energía en el ordenador o abusar del aire acondicionado son algunos hábitos que no favorecen nada ni al ahorro ni al medio ambiente.

8. Consulta las ayudas oficiales para instalar sistemas de energía solar fotovoltaica

Sin duda las placas solares son una de las opciones más rentables para ahorrar energía, y más si las instalas con ayudas oficiales. Son sistemas duraderos, que requieren muy poco mantenimiento y que además proyectan una imagen innovadora de la empresa.

Con estos consejos ya tenemos por dónde comenzar a ahorrar, pero si queréis recortar lo máximo en gastos de luz la mejor opción es acudir a una consultoría energética. Ponte en mano de los mejores expertos para conseguir que tu factura se reduzca.