Quantcast

Cómo revivir una orquídea

Las orquídeas se encuentran entre las plantas más prehistóricas del planeta, con especies como la Liparis sp, que una orquídea de borneo y que se estima que habita en la tierra desde hace 80 millones de años.

Aunque es una de las plantas más bellas y asociadas con el romance, el significado de la palabra orquídea es (testículo). La palabra deriva del griego ὄρχις –órjis: (testículo) / ἰδέα: idéa (forma), es decir, (con forma de testículo). Se dice que probablemente la etimología más extra y lejana de lo romántico, pues hace referencia ala forma testicular de los tubérculos de algunas de ellas como las del género Orchis.

LEA TAMBIÉN: ESTAS SON LAS PLANTAS IDEALES PARA CADA HABITACIÓN DE TU CASA

Ahora bien, estas plantas son delicadas y al igual que el resto de variedad, requieren de cuidados y atención necesaria. Si no hay cuidados especiales, pues tendremos una orquídea marchitada y sin rastro de nacimientos de flores.

Tenga en cuenta que la orquídea puede ser un tanto delicada y si no conocemos bien sus necesidades, es probable que se marchite. O bien puede secarse por falta de agua o demasiada luz solar.

Por lo tanto es fundamental tomar en cuenta sus cuidados y si en caso que notes que comienza a marchitarse, no te preocupes. A continuación te daremos varios consejos para que puedas revivir la plantica sin problemas.

¿Cómo revivir una orquídea?

¿Cómo revivir una orquídea?

Recuperar una orquídea seca es posible sin muchos problemas, pero ten en cuenta que si está seca del todo no podrás hacer mucho. Así que toma previsiones a tiempo.

  • Empieza por retirar las hojas y/o varas (tallos) que veas que están totalmente secos.
  • La orquídea necesita riegos una vez a la semana cuando el clima es templado y sin lluvias abundantes, dándole tiempo para que el agua se drene por completo entre riego y riego.
  • En caso que haya entrado en fase de sequía y te olvidarás de hacerlo, tienes que regarla con urgencia. Procura que todo el sustrato quede mojado y que veas todas sus raíces verdes, en vez de blancas porque entonces es cuando están secas.
  • Deja que drene lo necesario antes de volver a colocar su maceta en el soporte, así evitarás que quede el agua retenida y se encharquen las raíces.
  • Una vez hayas regado la orquídea, aporta humedad a la planta pulverizando agua en sus hojas. De esta forma, estará en unas condiciones ambientales mucho más favorables y las hojas podrán hacer con mayor facilidad el proceso de fotosíntesis.

Cuidados ideales para una orquídea florecida

Cuidados ideales para una orquídea florecida

Para lograr que las orquídeas puedan tener una floración ideal, lo que debes hacer es crear el ambiente perfecto. De manera que la planta pueda estar y sentirse cómoda para posteriormente comenzar a crear la vara floral.

Algo que para muchos puede ser complicado, es cuestión de básicamente conocer cómo es el hábitat natural de la orquídea que tengas y recrearlo en la medida de las posibilidades. De esta manera la planta estará más que cómoda.

Entonces, para comenzar es necesario conocer las características y ambiente del tipo de orquídea que tienes. Recuerda que cada una es diferente y no todas tienen las mismas necesidades. Así que debes educarte sobre qué tipo de orquídea tienes en casa.

Lo primero que debes hacer es comprobar el estado de la planta. La floración de cualquier planta implica un importante desgaste de energía y nutrientes, así que si la planta no está completamente sana, no florecerá hasta estarlo plenamente.

En este caso que es el de las orquídeas, es fácil detectar su estado de salud. Para conocerlo, solo deberás fijarte en dos aspectos que te darán las pistas necesarias para saberlo. Lo primero son las hojas, una orquídea sana presentará hojas de color intenso y resistentes, un signo evidente de que ha sido hidratada a la perfección.

Otro punto es revisar las raíces. Estas pueden decir claramente el estado que tiene la orquídea, y es una de las mejores maneras de reconocer si el riego que se aplica es el indicado. Para que tengas orientación, una orquídea sana tendrá las raíces verdes cuando está recién hidratada o en tonos plateados cuando está demandando ya un nuevo riego.

Cantidad de luz

Cantidad de luz

También debes tener en cuenta que la orquídea es una planta que separa muy bien sus funciones vegetativas. Es decir, que si está generando hojas o raíces no creará una vara floral.

Cada uno de los tipos de orquídeas tienen necesidades específicas de iluminación, y es evidente que es un elemento clave para que florezcan. Nunca podrás lograr que una orquídea florezca en espacios en el que no reciben buena cantidad de horas de luz indirecta.

Muchas veces para conseguir que una orquídea florezca es bastante con cambiarla de ubicación y probar un lugar nuevo con más luminosidad o con una luz tamizada. Prueba moviéndolas de lugar para que logren sentirse un poco mejor y atrapen la mayor cantidad de luz de ser necesario.

Estas plantas son oriundas de climas exóticos, este aspecto es más que necesario para hacer que florezca. Te recomendamos que conozcas su calendario de floración anual y, desde un par de semanas antes del inicio de esta fase, comiences a someterla a descensos nocturnos de temperatura.