Quantcast

Las 12 principales razones para planear un viaje a Málaga

Málaga es uno de los destinos turísticos más completos de España, ya que aúna cultura, historia, ocio, un tiempo espectacular, opciones para disfrutar de la naturaleza en estado puro, buena gastronomía y gente encantadora, entre sus principales atractivos. A continuación vamos a destacar las principales razones para descubrir esta tierra.

El casco antiguo malagueño

Pasear por el casco antiguo de Málaga es una auténtica experiencia que nadie que viaje a esta provincia debería perderse. Por ejemplo, porque esta parte de la ciudad natal de Picasso alberga un museo en el que se puede disfrutar de algunas de las principales obras del pintor.

Sin embargo hay mucho más, ya que desde el Castillo de Gibralfaro se puede obtener una maravillosa panorámica de toda la ciudad. Y visitar el Teatro Romano es una auténtica gozada, ya que es una manera de hacer un viaje en el tiempo y descubrir de cerca cómo se vivía en los tiempos del Imperio Romano.

Su exquisita gastronomía

Los espetos son de por sí una buena razón para viajar a Málaga. Pero esto no es todo lo que tiene que ofrecer la gastronomía malagueña, de la que también son grandes protagonistas el gazpachuelo, las tapas, el pescaíto frito, el ajo blanco y la porra antequerana. Cualquiera de estas delicias sabe mejor acompañada por un buen vino malagueño.

Excelentes opciones de alojamiento

Existe una gran variedad de opciones a la hora de alojarse en Málaga, con distintos niveles de precios y diferentes servicios. Desde elegantes hoteles en los que relajarse, hasta hostales con precios muy asequibles y todo lo necesario para tener una buena estancia, hasta casas rurales realmente acogedoras, entre otras alternativas.

Hay sol la mayor parte del año

Viajar a Málaga y encontrarse con que no hay sol podría calificarse casi de mala suerte. Y es que no en vano es la capital de la Costa del Sol, ya que la media de días del sol se sitúa en un número que no está nada mal: 305 días al año.

175 kilómetros de costa y mucha más naturaleza

En semejante recorrido se puede disfrutar de un buen número de playas para todos los gustos, algunas más concurridas y turísticas y otras bastante más tranquilas. La Malagueta (en Málaga capital), Burriana (en Nerja), Malapesquera (en Benalmádena), y Cabopino (en Marbella) son solo algunos ejemplos de las decenas de playas que se encuentran en Málaga.

Pero aunque es innegable que las playas de Málaga son uno de sus grandes atractivos, no hay que olvidar sus espectaculares parques naturales, reservas de la Biosfera y jardines. Buenos ejemplos de ello son el Jardín Botánico y el Parque Natural Montes de Málaga, que son dos visitas obligadas para los amantes de la naturaleza que se acerquen a esta provincia. También lo son el Caminito del Rey y el Torcal de Antequera.

Podrás disfrutar de la playa y la montaña en el mismo día

Aquellas personas que no pueden estar quietas cuando están de viaje tienen en Málaga una opción ideal. Porque la ubicación de esta provincia hace que se pueda estar en la playa, y apenas una hora después haber llegado a la montaña. Algo muy de agradecer cuando se está de viaje y se quiere aprovechar el tiempo al máximo.

Un ambiente espectacular

Málaga es una tierra con gran cantidad de acontecimientos culturales, eventos deportivos y fiestas a lo largo del año, por lo que es un lugar donde el buen ambiente está garantizado prácticamente todo el tiempo. Además su feria tiene lugar en el mes de agosto, de manera que el buen tiempo incita a vivirla con intensidad.

Una oferta cultural de primera categoría

Ya hemos hablado del Museo Picasso. Pero no hay que olvidar que en Málaga se encuentra también el Museo Thyssen, y un total de casi treinta museos que configuran un catálogo cultural de lo más interesante. Además, Málaga cuenta con los free tours para recorrer los mejores museos en los que disfrutar de obras de artistas españoles e internacionales de forma muy cómoda.

La gente de Málaga

Cada pueblo tiene su idiosincrasia, y los malagueños por lo general suelen ser personas muy agradables y con una personalidad abierta, simpática y servicial. Por ello, las personas que visitan su tierra se encuentran como en casa, gracias a su enorme hospitalidad y a su trato amable.

Pueblos llenos de encanto

Málaga capital es una joya, pero también lo son algunos de sus pueblos, que se encuentran entre los más bellos de todo el país. Algunos pueblos costeros como Nerja y Manilva son de esos lugares que no se olvidan jamás. Igual sucede con Ronda, que se encuentra en la sierra y tiene una historia especial, al ser una tierra con un curioso pasado bandolero.

Seguridad

Existen zonas turísticas más y menos seguras, y Málaga puede presumir de encontrarse entre las primeras. Tanto la capital como el resto de municipio de Málaga son lugares en los que se puede disfrutar con tranquilidad, ya que en ellos no suele haber demasiados conflictos.

Los paseos por la calle Larios

En la calle Larios tienen lugar alguno de los grandes acontecimientos de la ciudad, como el Festival de Cine de Málaga. También allí se celebra la Feria de Agosto, y algunos de los principales eventos de los Carnavales y la Semana Santa.

Pero esto no es todo, ya que esta es una calle ideal para salir de compras y tomar algo. A lo que hay que añadir que en verano no se sufre en exceso por el calor, ya que se colocan unos toldos entre los edificios para crear una sombra que resulta muy de agradecer ante las altas temperaturas.