Quantcast
lunes, 6 diciembre 2021 8:53

Esta es la ex de Gran Hermano que está liada con un futbolista

-

Las salidas de algunas de las Wags más potentes de LaLiga Santander ha conmocionado a muchos fans; pero el hecho de que otras como la ex de Gran Hermano, Liz Emiliano, todavía estén aquí, si que da un poco de esperanza para ver que no todo ha acabado. Y es que a pesar de que ya no estén algunas como Antonella Roccuzzo o Pilar Rubio la dominicana de 36 años ya es bastante conocida en territorio español desde que apareciera en el famoso reality; sin embargo, esa no fue su única aparición en pantalla, pues desde allí adquirió una gran fama por su hermosura y ha logrado salir en otros proyectos de ‘Mediaset’. En programas como ‘MYHYV’ y otros como ‘Gran Hermano VIP’ la explosiva modelo volvió a deslumbrar y a acrecentar su fama.

Ahora un tiempo alejada de las cámaras de televisión, ya Liz Emiliano se ha convertido en toda una influencer. En una cuenta con más de 300.000 seguidores no cabe duda de que la ex de Gran Hermano arrasa gracias a sus espectaculares posados; porque ellos muestra ese cuerpazo que tiene y la belleza que acumula. No importa el atuendo que luzca, siempre arrasa con sus fotos; pero ahora sus fans no solo se alegran por eso, sino que también la ven feliz por su relación con el ex futbolista Gorka Elustondo. El vasco se quedó sin equipo desde hace mucho; pero eso no le ha impedido conquistar el corazón de la dominicana con la que ya no esconde su amor. Con una foto que confirma el romance, ahora solo queda disfrutar de la magia de sus impresionantes posados.

Tanta belleza cautiva a todos

La sensualidad siempre será uno de los rasgos distintivos de Liz Emiliano. Con la dominicana no hace falta irse por las ramas, pues ella es consciente de que sube la temperatura cada vez que publica uno de sus posados sexys; pero si algo debe quedar claro es que su belleza también es una de sus características más resaltantes. Aquí si que lo enseña muy bien la ex de Gran Hermano, pues con una simple foto en el muelle, luciendo un vestido playero y con un sombrero que hace juego en la mano, todos pueden observar que su hermosura es algo que no se puede opacar.