Quantcast

Miriam Díaz-Roca se incorpora al reparto de ‘El mensaje’ en su segunda temporada en el Teatro Lara

La actriz Miriam Díaz-Aroca se incorporará al reparto de ‘El mensaje’, la obra teatral dirigida por Ramón Paso y protagonizada por Ana Azorín, Inés Kerzan y Ángela Peirat, en su segunda temporada en el Teatro Lara, según informa la institución.

De este modo, Díaz-Aroca da el relevo a Natalia Millán, quién deja el montaje por compromisos profesionales previos. Además, la actriz Antonia Paso interpretará algunas de las funciones de septiembre en un periodo de transición hasta la incorporación plena de Díaz-Aroca, a finales de ese mes. También se suma al reparto Eduard Alejandre, en el único papel masculino de la obra, que hasta ahora interpretaba Carlos Seguí.

Díaz-Aroca dará vida a Lucía, «una mujer decidida, que se enfrenta a la vida con ironía», como ha señalado la actriz. «Una mujer muy auténtica, pero sin perder la inocencia que le hace a veces no acertar en las decisiones que toma en la vida» añade, mientras que Paso califica a Díaz-Aroca de «actriz con una energía arrolladora».

«Esta comedia pone sobre la mesa los sentimientos, la relaciones humanas, trata de gente que se dice las cosas porque se quieren», describe el directo, quien añade: «Decir la verdad puede doler, pero a la larga es curativo». «Las cosas que no se dicen levantan una muralla entre las personas que las aleja y les impide la unión», asegura en alusión a la obra, «un montaje en el que las mujeres son las protagonistas».

La producción, que ha acumulado hasta la fecha cerca de 20.200 espectadores desde su estreno a mitad de abril de este año, se podrá disfrutar hasta el 12 de diciembre. Para el director del Teatro Lara, Antonio Fuentes, se trata de una comedia de «mujeres valientes que luchan por sus metas».

«Ahora es cuándo toca hacer un esfuerzo por la producción y por seguir creando empleo y relanzando el tejido cultural empresarial madrileño», subraya Fuentes, que ha completado una programación para el otoño protagonizada por producciones y compañías locales. «Necesitan un espacio que apueste por ellas y puedan desarrollar su sello propio», apostilla.