Quantcast

Pan de aguacate: cómo preparar el acompañamiento saludable de tus comidas y cenas

El aguacate, fruto permanente en nuestra cocina y del cual es difícil prescindir. Este versátil alimento es nutritivo delicioso y combina con todo. Crudo, cocido o como sea, este fruto de origen mexicano se apoderó del corazón del resto del mundo y en todos los hogares se disfruta comerlo de las más variopintas formas.

Por todos es conocido su exquisito guacamole y de hecho se disfruta en los más ricos y cremosos helados, pero ¿habías pensado comerlo en un pan?. Y no, no me refiero a comerlo dentro de un pan, que es como con mucha frecuencia se disfruta acompañando un rico jamón para hacer un saludable sandwich. Me refiero a hacer el pan con el aguacate.

Quizás suene como algo muy particular, pero la verdad es que el pan de aguacate es una alternativa muy saludable para tus comidas y cenas; y lo mejor de todo, puedes acompañarlo con lo que desees y disfrutar por completo la experiencia.

Bondades del pan de aguacate

Pan de aguacate: cómo preparar el acompañamiento saludable de tus comidas y cenas

Las bondades del pan de aguacate son completamente interminables. Comencemos por su ingrediente principal, sobre el cual se conocen todas sus propiedades, bien se sabe que el aguacate contiene grasas, pero son grasas de las buenas que caen fantásticas reemplazando los aceites y mantequillas en muchas preparaciones.

Por otro lado, este pan es rico en fibra y fácilmente digerible, pueden comerlo todos en casa y disfrutar de su suavidad, sabor y nutrición. De hecho, gracias a la versatilidad del aguacate, te voy a presentar incluso dos recetas, una receta de ellas muy parecida a las recetas panaderas tradicionales, y una que es muy diferente y muy especial, especialmente para aquellos que por diversas razones no pueden consumir harinas.

Si eres de los que ama hornear e inundar tu hogar con ese olor fresquito a pan horneado, no puedes dejar de hacer esta receta; y si por el contrario, nunca has hecho pan, pero te gustaría probar la experiencia haciendo el más rico y saludable, el pan de aguacate es para ti.

Comenzaré por mostrarte cómo hacer el pan de aguacate de forma más tradicional y luego te voy a explicar una receta que será aún más apta para todos, pues este otro pan no tiene harina. Sí, como lo lees con el aguacate de hecho podrás hacer hasta un pan sin harina; así que manos a la masa y aprende a disfrutar esta rica experiencia.

Pan integral de aguacate 

Pan de aguacate: cómo preparar el acompañamiento saludable de tus comidas y cenas

Este pan integral de aguacate será el acompañante perfecto de tus comidas. Puedes hacer con la masa las formas que quieras y tener una delicia realmente esponjosa para disfrutar cuando lo desees.

Para hacer la masa escoge una buena harina de trigo integral, o si lo prefieres puedes usar también harina de fuerza normal (en ese caso añade menos agua). Toma 450 gramos de harina y viértelos en un bol, agrega 7 gramos de levadura de panadero seca y 1 cucharada de semillas de chía. Remueve los ingredientes secos con una paleta de madera, de manera tal que los polvos se integren bien. 

Escoge un aguacate mediano que esté maduro, pícalo a la mitad, retira la semilla y con la ayuda de una cuchara extrae la pulpa. Coloca la pulpa sobre un plato y con un tenedor písala muy bien hasta que tengas un puré sin ningún grumo.

Cuando tengas el aguacate hecho puré, añádelo a la mezcla de harina, levadura y semillas, vierte 3 cucharadas de aceite de oliva y 180 ml de agua a temperatura ambiente. Remueve muy bien integrando todos los ingredientes y espolvorea 1 cucharadita de sal, continúa mezclando y cuando se haya formado una masa suave llévala a un mesón, espolvorea harina y amasa hasta que se despegue de las manos y se haga una masa elástica. Debes amasar por unos 10 minutos aproximadamente.

El levado de la masa, el truco para la esponjosidad

Masa

Cuando tengas la masa lista, espolvorea un poco de harina en un bol y coloca la bola de masa. Cúbrela con un trozo de papel film y déjala reposar en un lugar cálido por 90 minutos. Transcurrido ese tiempo, la masa debe haber duplicado su tamaño y estar muy esponjosa.

Espolvorea el mesón con un poco de harina y coloca la masa, desgasifícala y dale la forma que desees. Puede hacer pequeñas bolas, bollos alargados o estirarla un poco, enrollarla sobre sí misma apretando bien y colocarla en un molde de pan o de budín previamente engrasado y enharinado. En caso de hacer bolitas o panes pequeños, colócalos en una bandeja engrasada y enharinada. Cubre los panes con un paño limpio y déjalos reposar por una hora en un lugar tibio.

Transcurrida la hora el pan (o los pancitos, según la forma que le hayas dado a la masa) deberá haber crecido. Lleva la bandeja al horno precalentado a 180° C y hornea por 40 minutos. Verifica como va la cocción según tu propio horno y cuando esté dorada la superficie, significa que está listo. Puedes disfrutarlo como desees.

Pan de aguacate ligero

Pan de aguacate: cómo preparar el acompañamiento saludable de tus comidas y cenas

Hacer este pan es sumamente sencillo y rápido; lo mejor es que no contiene harina, lo que lo hace sumamente saludable y ligero. Para hacerlo añade en una batidora 6 claras de huevo y un poquito de levadura (opcional). Comienza a batir las claras con la levadura y añade la pulpa de un aguacate mediano que esté maduro.

Cuando notes que la mezcla está homogénea, para de batir y viértela en un molde apto para microondas. Si lo deseas puedes espolvorear en el molde un poco de semillas de chía o sésamo. 
Lleva la mezcla al horno microondas y cocina por 4 minutos. Para finalizar pasa el pan por una sartén bien caliente para tostarlo un poco. Tendrás listo un rico pan saludable y muy ligero en menos de 10 minutos.