Quantcast

Cómo saber si tienes ladillas púbicas

Las ladillas púbicas , también conocida como piojos, son parásitos que se pegan a la piel y al vello que está cerca de los genitales. Estos parásitos se contagian a raíz del contacto sexual, por lo que se puede considerar una infección de transmisión sexual. Sin embargo el contacto sexual no siempre es la única vía del contagio.

Las ladillas púbicas son insectos muy pequeños que en general viven en el área púbica o se encuentran también, en ocasiones, en otros tipos de vello corporal. Es decir que pueden aparecer en las piernas, axilas, bigote, barba, cejas o pestañas.

LE PUEDE INTERESAR: LAS INFECCIONES DE TRANSMISIÓN SEXUAL AUMENTAN PESE A LA PANDEMIA

Estos parásitos, requieren de alimentarse de sangre humana para mantenerse vivos. Es uno de los tres tipos de piojos que hacen vida en los humanos. Los dos restantes son los piojos que hacen vida en el cabello o el cuerpo.

Si una persona se ha contagiado de ladillas púbicas, por lo general tendrá los síntomas luego de cinco días del contagio. Algunas personas no tienen ni un solo rastro de síntomas o algunos lo confunden con un leve sarpullido en la zona genital.

El síntoma más común de las ladillas púbicas es sentir una picazón intensa en el área de los genitales. Ésta picazón e irritación sucede por la reacción de tu cuerpo a las picaduras de las ladillas.

Se dice que las ladillas púbicas se arrastran ya que no pueden saltar ni volar. Por lo general se contagian a través del contacto sexual con una persona infectada. Sin embargo, también es posible contagiarse a través del contacto físico, o estar en contacto con ropa infectada.

¿Cómo identificar que tienes ladillas púbicas?

¿Cómo identificar que tienes ladillas púbicas?

Al igual que estar en contacto con cama, toallas y elementos que utiliza una persona infectada. No hay posibilidad que le contagio se establezca de un animal a un ser humano.

Para saber que tienes ladillas púbicas, debes saber identificar los síntomas generales que son los siguientes:

  • Tener mucha picazón en el área de los genitales, puede ser vagina, pene, la zona del ano, entrepierna.
  • Lograr ver insectos muy pequeños en el vello púbico. Por lo general, puedes ver las ladillas púbicas si te miras de cerca o quizá necesites usar una lupa. Las ladillas son de color marrón oscuro o blanco/gris, se ven como cangrejos miniatura  y se vuelven más oscuras cuando están llenas de sangre.
  • Tener huevos de ladilla (llamados liendres) en la raíz de tu vello púbico. Las liendres son muy pequeñas y pueden ser difíciles de ver. Son de forma ovalada y de color amarillo, blanco o perlado. Las liendres generalmente están en grupo. 
  • Tener manchas oscuras o de color parecido al azul en el lugar de la piel donde viven los piojos púbicos. Estas manchas son por las picaduras de las ladillas.
  • Sentirte como si tuvieras fiebre (o calor), cansancio o estar irritable.

Puntos a tener en cuenta sobre la infección

Puntos a tener en cuenta sobre la infección

Las ladillas púbicas no suelen ser tan frecuentes, sin embargo la mayoría de las personas que se contagian es a través del sexo. Tal como mencionamos anteriormente, no es la única vía del contagio , ya que te puedes contagiar al toque de cama, toallas y prendas de personas que están contagiadas.

Es preciso aclarar que las ladillas púbicas no se contagian por un contacto rápido casual, como un apretón de manos o un abrazo. Tampoco suele ser común contagiarse de ladillas por usar el baño, ya que estos parásitos no viven mucho tiempo fuera del cuerpo humano y no pueden aferrarse a superficies lisas.

Por otra parte, el diagnóstico generalmente se obtiene al ver un piojo o liendre. Ya que, en general, no hay muchas en el área genital, puede ser difícil encontrarlas.

A menudo se pegan a más de un vello y no se arrastran tan rápido como los piojos de la cabeza y del cuerpo. A veces, se necesita una lupa para ver las ladillas y liendres.

Las personas que tienen ladillas púbicas deben ser examinadas para detectar otras enfermedades de transmisión sexual. Además sus parejas sexuales también deben examinarse para ver si tienen ladillas.

¿Cuál es el tratamiento para atender las ladillas púbicas?

¿Cuál es el tratamiento para atender las ladillas púbicas?

Si detecta o sospecha que tiene ladillas púbicas, es recomendable que asista al médico para que haga una correcta revisión y recete algún tipo de medicamento especial.

Sin embargo, hay un tratamiento especial para solucionar el problema de las ladillas púbicas y es una loción que acaba con ellas. Las opciones incluyen una loción que contiene permetrina o una crema que contiene piretrina y butóxido de piperonilo.

Cualquiera de estos productos se encuentran disponibles sin receta médica , sin embargo esto puede variar dependiendo del país. Por ello se recomienda que consulte a su médico al respecto para que sea el quien realice una receta médica que atienda el problema.

Los medicamentos mencionados son seguros y efectivos y solo debe usarlos tal como indican las instrucciones. Por lo general, la primera aplicación eliminará las ladillas púbicas. Si no sucede, es posible que necesite una segunda aplicación después de nueve a 10 días.

Se recomienda lavar la ropa, ropa de cama y toallas con agua caliente, y secarlas usando el ciclo más caliente de la secadora.