Quantcast

Panna cotta: así la puedes hacer en vasos en cuestión de minutos con Arguiñano

Placer máximo divino es comer una cremosa panna cotta y si está acompañada de algunas frutas el placer se eleva a la máxima potencia. Karlos Arguiñano ha preparado una panna cotta que esta para deleitarse desde principio a fin y lo mejor de todo es que la ha hecho servida en vasos preciosamente decorados que dan un toque de distinción y elegancia difíciles de pasar por alto.

La panna cotta es un postre muy tradicional de la gastronomía italiana elaborado sencillamente con nata, de textura suave, pero a la vez firme porque cuaja con gelatina, la panna cotta al ser tan fresca y rica se ha colado en los recetarios de muchos países, es amada por todo aquel que la llega a disfrutar y Arguiñano la presenta como nunca, acompañada de una gelatina de albaricoques que está re buena.

De la panna cotta tradicional a la acompañada por Arguiñano

Panna cotta: así la puedes hacer en vasos en cuestión de minutos con Arguiñano

Como te he comentado, la panna cotta esta preparada básicamente con nata, sin embargo Arguiñano ha montado un postre magistral combinándola de manera deliciosa con albaricoques y naranja, lo que le otorga un plus de máximo placer del que no te arrepentirás.

Tradicionalmente la panna cotta se acompaña con alguna mermelada de frutas y trocitos de la misma a modo de decoración, sin embargo en esta ocasión, la propuesta del querido chef va más allá, y la prepara en vasos con una presentación muy original y lista para disfrutar.

Ingredientes

Ingredientes

Para la preparación de esta panna cotta, los ingredientes utilizados serán los más tradicionales, acompañados de la frescura de las naranjas y albaricoques. Toma nota de lo que necesitarás y pasemos a la realmente sencilla preparación.

  • ½ Kg de albaricoques maduros
  • 150 ml de zumo de naranja
  • 10 gramos de gelatina
  • 500 ml de nata líquida
  • 200 ml de leche
  • 60 gramos de azúcar
  • 12 frambuesas
  • Hojas de menta

Lo primero, el toque de naranjas y albaricoques 

Procesar los albaricoques

El primer paso será preparar la más rica y fresca gelatina de naranjas y albaricoques. Para ello, exprimiremos naranjas frescas y dulces que nos permitan obtener los 150 ml de zumo fresco. Al zumo de naranja recién exprimido le añadiremos 5 gramos de gelatina en polvo sin sabor para que se hidrate.

Cuando tengamos el zumo mezclado con la gelatina, iremos limpiando muy bien los albaricoques, los trocearemos y los iremos añadiendo en un vaso mezclador eléctrico. Teniendo todos los trozos de albaricoque en el vaso, les vamos a procesar hasta que esté completamente formado un puré de albaricoques.

En este punto Arguiñano recomienda llevar al fuego en una olla pequeña el jugo de naranja con la gelatina, de esta manera la misma se disolverá por completo. Cuando esté tibia la verteremos en el puré de albaricoques y la mezclaremos muy bien.

Sirviendo en los vasos individuales, la técnica de Arguiñano

Vasos inclinados

Teniendo lista la mezcla de zumo de naranja con albaricoques y gelatina vamos a llenar una parte de los vasos de cristal de una manera bastante particular, pero por demás atractiva; Arguiñano utiliza está técnica que dará una terminación realmente elegante al postre. Para ello podemos utilizar un molde para hacer cupcakes y en el mismo colocar los vasos algo inclinados. 

Una vez tengamos los vasos inclinados sobre el molde, vamos a verter la mezcla en ellos. Observarás que la gelatina queda de lado. Lleva a la nevera y espera que se cuaje.

Hagamos la panna cotta 

Panna cotta: así la puedes hacer en vasos en cuestión de minutos con Arguiñano

Para hacer la panna cotta, vamos a seguir los pasos tradicionales. Tomaremos los 200 ml de leche y añadiremos en ella los 5 gramos de gelatina en polvo que nos quedan y esperamos 5 minutos a que esté bien hidratada. (en la lista de ingredientes se enumeran 10 gramos de gelatina, 5 utilizamos en la gelatina de naranja y albaricoques y 5 en la panna cotta).  

Mientras se hidrata la gelatina en la leche, vertemos en una olla la nata con el azúcar y esperamos que entren en un poco de calor. Ahora vertemos la leche con la gelatina y llevamos la mezcla a una jarra mientras damos tiempo a que se enfríe.

Armado de la panna cotta elegante de Karlos Arguiñano

Panna cotta: así la puedes hacer en vasos en cuestión de minutos con Arguiñano

Para armar esta elegante y espectacularmente fresca y deliciosa panna cotta en vaso que nos ha propuesto Arguiñano, vamos a retirar los vasos de la nevera, ya la gelatina debe estar completamente cuajada.

Procedemos a llenar los vasos con la mezcla de panna cotta que realizamos (la cual ya debe estar a temperatura ambiente) y llenamos por completo.

Llevaremos nuestros vasos nuevamente a la nevera y esperaremos que estén bien cuajados, los decoramos con las frambuesas y hojas de menta y listo, a deleitarse con una pannacotta de vaso muy elegante y realmente divina preparada de la mano de Karlos Aguiñano.

Consejos finales

Panna cotta: así la puedes hacer en vasos en cuestión de minutos con Arguiñano

Al momento de elegir los albaricoques y naranja, opta por escoger aquellos que tengan una apariencia madura y seductor aroma, para preparar este puré gelatinoso de la fruta no se añade azúcar; por lo cual, lo más recomendable es obtener el toque dulzón perfecto de las mismas frutas utilizadas.

La panna cotta siendo un postre tan tradicional y fresco, permite las más amplias combinaciones, tal como la preparo Arguiñano en esta ocasión. Este postre combina muy bien con frutas, gelatinas y mermeladas frutales. Si te gustan estas combinaciones, no puedes perderte esta que es de limón y que también está muy buena.
Si hiciste una buena compra y te ha quedado nata, ¿Qué te parece aprovecharla y hacer unas deliciosas berlinas con nata?, estas berlinas propuestas por Joseba Arguiñano están demasiado buenas. También puedes probar una rica nata con fresas confitadas y seguir disfrutando de las más ricas combinaciones con las que puedes tener un rico postre.