Quantcast

Cómo secar una flor

Secar una flor es un proceso sencillo, solo debemos retirar el agua de cualquier clase de flores y tendrémos al tiempo una flor seca. Con aspecto de vejez y deterioro, incluso los colores cambian y se tornan opacos.

Hay quienes realizan este proceso para hacer arte, guardar en libros, dar detalles de formas diferentes, entre otros fines. Secar una flor tampoco es un proceso que pueda dañar a un determinado grupo de flores, es un proceso que se realiza con fines artísticos y desde luego bajo el consentimiento de la persona.

Lea TAMBIÉN: CÓMO RECUPERAR LOS VÍDEOS Y FOTOS BORRADAS DE WHATSAPP

Recuerda que hay personas que cuidan y protegen cualquier clase de flor y pues el proceso puede ser considerado algo insensible para la naturaleza. Sin embargo es un proceso visto como un tipo preservación solo que con un estilo un poco diferente.

Secar una flor no conlleva algún químico en específico, a no ser que sea una preservación de flor que dura entre 4 a 5 años y la flor permanece intacta.

Flor seca y flor preservada

Flor seca y flor preservada

Las flores preservadas que mantienen sus colores vivos pese a ser cortadas de raíz, son aquellas que parecen flores frescas a la vista y al tacto. Son este tipo de flores naturales que se someten a un tratamiento especial que sustituye el agua por otro líquido.

Este líquido especial ayuda a la flor a mantener su apariencia de flor fresca durante 4 a cinco años, en condiciones ideales de humedad y temperatura. Así que estas flores no se deben exponer a la luz del sol y tampoco reciben agua. Se dice que este proceso es costoso así que una flor preservada tiene un precio relativamente alto.

Mientras que la flor seca, es un proceso que solo consiste en retirar el agua y la exposición solar a las flores. Hay una gran variedad de opciones para secar flores, hay quienes las exponen al sol para que tomen colores tostados, otras simplemente la retiran de la luz sin agua.

Otras opciones es colgar las flores boca abajo y dejarlas en un lugar fresco seco y oscuro hasta que sequen. Posteriormente se fijan con un poco de lacas. En caso que las flores se quieran prensadas, se debe colocar un buen peso encima , también funciona con una prensa o entre las páginas de libros que es lo común.

Todos estos procesos funcionan para secar una flor de forma perfecta, pero debes tener cuidado. Recuerda que al secarlas, la flor se torna débil, así que cualquier manipulación brusca puede dañarla.

A continuación te enseñaré de qué manera puedes secar las flores de forma correcta para que tengas flores secas ideales para hacer un cuadro. O utilizarlas en un punto de libro o lo que se te ocurra.

Paso a paso para secar una flor y que quede perfecta

Paso a paso para secar una flor y que quede perfecta

Como ya mencionamos, secar una flor no es un proceso complicado, pero debes tener mucho cuidado al momento de hacerlo. Recuerda que la flor está débil porque ya no posee agua, así que una mala manipulación puede dañarla.

Así que si deseas secar una flor de forma perfecta y sin daño, deberás seguir los siguientes pasos.

¿Qué necesitarás para secar una flor?

  • Desde luego la cantidad de flores que quieras secar.
  • 2 Baldosas de cerámica
  • Papel secante o absorbente.
  • Cuerda y tijeras
  • Un marco de fotos (si es que después quieres hacer un cuadro con las flores).

¿Cómo hacerlo?

Puedes usar cualquier tipo de flor que te guste y que tengas accesibilidad. Depende de lo que desees hacer con ellas, elige los colores y tipo que mejor te gustes. Rosas, tulipanes, borraja, caléndula, ramas. Todo cuenta.

Ten en cuenta que algunas se prensan mejor que otras como: buganvilla, hortensia, pensamiento, violas, lobelias, fucsias, allysum y sauco. También las flores silvestres en general. Suelen ser apropiadas las flores finas, sin muchas capas de pétalos.

Ten en cuenta que la mejor hora para cortar las flores es siempre después del mediodía, porque es cuando menos agua tienen.

Secado y prensado

Secado y prensado

Lo primero que debes hacer es colocar las flores encima del papel absorbente y éste encima de una de las baldosas.

Luego al colocar las flores tienes que pensar cómo quieres que queden. Por ejemplo si utilizas una margarita se pueden colocar de forma que los pétalos forman un círculo o aplastados. Ten en cuenta también que las flores no se deben tocar entre ellas y que ningún pétalo debe quedar doblado ni las hojas.

Tal como mencionamos, debes tener cuidado porque son bastante frágiles. Luego debes tapar las flores con otro papel absorbente, le debes colocar encima la otra baldosa y posteriormente debes atar con una cuerda para que no se mueva y quede bien apretado.

El siguiente paso es poner todo el conjunto en el microondas, a máxima potencia durante un minuto. Sobretodo usa una cuerda y no alambre ni nada metálico, que el metal no es muy amigo del microondas.

Al sacarlo ten cuidado. Después quitamos la cuerda, la baldosa superior y el papel absorbente superior. Siempre con muchísimo cuidado de que no se mueva ningún pétalo.

Procede a secar la baldosa y coloca otro papel absorbente. Lo más seguro es que el que vayas a retirar esté completamente mojado.

Manipula la flor con cuidado

Manipula la flor  con cuidado

Ahora, lo que debes hacer es pasar todas las flores una por una y con cuidado hacia el papel absorbente nuevo. Luego secamos la otra baldosa y tapamos las flores con otro papel absorbente y con la otra baldosa.

Vuelve a meter en el microondas 1 minuto a máxima potencia. Al sacarlo repetimos el proceso de cambiar el papel absorbente. Volvemos a meter en el microondas y lo volvemos a dejar otro minuto más.

Esta vez al sacarlo tienes que notar que las flores están rígidas, en caso que no estén secas repite de nuevo. Entre más gruesa sea la flor más costará en secarse. Pero con tres tiempos en el microondas quedarán perfectas.

Utiliza tus flores para decorar, hacer cuadros, colocarlas en libros o lo que desees. Recuerda manipular con cuidado.