Quantcast

Cómo colocar una ventosa en los azulejos sin caerse

¿Se cae la ventosa de los azulejos? Al parecer es un mal que todos los seres humanos en el mundo padecen. Pues hay infinidad de razones por las que la ventosa no logra sujetarse bien a las superficies.

La ventosa crea una unión resistente sin necesidad de usar adhesivo permanente, es una gran opción para no partir o dañar los azulejos. La ventosa mayormente suele estar hecha de goma y funcionan para sostener artefactos en la mesada o sujetar un estante para colocar cualquier artefacto.

Lea TAMBIÉN: CÓMO PRACTICAR CROSSFIT EN CASA SI ERES PRINCIPIANTE

Algunos usan ventosa para colocar estantes de cocina y en la duda, la utilidad es infinita pero el verdadero problema es cuando esta no logra sujetarse. Es decir no hay manera de que se sostenga en la mesa, azulejos, mesones o pared.

Hay quienes aconsejan que para que se forme el cierre hermético entre la ventosa y la superficie es necesario que esta se encuentre lisa y nada porosa. Por ejemplo, las ventanas de vidrio, la zona lisa de los azulejos y algunas mesadas de cocina son funcionales.

Sin embargo no siempre resulta porque la succión lamentablemente no tolera la superficie, y esto se puede deber a diversos factores. Si la ventosa está sobre la división de los azulejos, no habrá succión. Tampoco si la superficie es vidrio texturado o alguna mesada con textura irregular, la unión será débil y no quedará sujeta a la superficie.

Ventosas bien adheridas a los azulejos

Ventosas bien adheridas a los azulejos

Como hemos mencionado, muchas veces la ventosa no logra adherirse a ninguna superficie. Ni a los azulejos que relativamente son más sencillos de agarrar succión, ni a mesones de cocina.

Se dice que las razones por las que la ventosa no logra agarrar succión es por la superficie, suciedad o mala calidad. Esta última opción es común, pues muchas veces acudimos a las tiendas a comprar la ventosa y está tiene mucho tiempo y probablemente el plástico no esté en buenas condiciones.

Algunas están dañadas o simplemente el calor las arruina, también depende de ese factor. Pues algunas parecen ser nuevas pero al momento de agarrar presión en los azulejos, no funciona.

Cuando el centro de la ventosa se presiona contra una superficie plana y no porosa, el volumen del espacio entre la ventosa y la superficie plana se reduce. Cuando ya no ejerces presión física en el centro de la parte exterior de la ventosa, la sustancia elástica vuelve a su forma original.

La diferencia de presión entre la atmósfera en el exterior de la ventosa, y la cavidad de baja presión en el interior de la estructura, es lo que mantiene la ventosa adherida a la superficie.

Sea o no en los azulejos, la ventosa muchas veces tiende a no tomar presión, por ello queremos darte algunos consejos para que no padezcas más a la hora de colocar una.

Azulejos limpios

Azulejos limpios

Entre los consejos para lograr que la ventosa logre adherirse perfectamente a los azulejos y cualquier superficie, es garantizar la succión. Para que esto ocurra, la superficie debe estar limpia, ya que las partículas pequeñas de polvo, suciedad, restos de comida evitarán a toda costa una buena succión.

Las películas o restos de jabón que tengas los azulejos o ventanas también interfiere en que se adhiera a la superficie.

Lo más recomendable es que limpies la superficie con cuidado con algún producto adecuado antes de colocar la ventosa. En caso de que limpies la superficie y los azulejos con un limpiador granulado, como los que se utilizan en los caños, pasa varias veces un trapo limpio y húmedo por la superficie, que tenga solo agua.

En el caso de las mesadas de la cocina suelen llenarse de migas y, al deslizar artefactos pequeños, puedes acumular las migas debajo de las ventosas que sostienen el aparato en su lugar. Procede a limpiar también todo muy bien y aprovecha después de limpiar a colocar la ventosa de forma inmediata para que succione rápidamente.

Respetar el determinado peso que puede sostener la ventosa

Respetar el determinado peso que puede sostener la ventosa

Hay algunas ventosa con ganchos que están diseñadas para colgar ciertos elementos en los azulejos, pero solo están diseñadas para soportar cierta cantidad de peso. Es decir que si abusas de ello, lo más probable es que esta se caiga.

O tendrás unas ventosas que cada determinado tiempo caerá debido al más uso. Al inicio puede resistir pero debido al mal uso caerán cada cierto momento. Así que es recomendable que compres un tamaño de ventosa dependiendo de lo que necesites para que tenga una resistencia adecuada.

Otro dato en caso que no se adhiera a la superficie es usar un poco de crema para manos en las ventosas y un poco en los azulejos. Solo debes aplicar una pequeña cantidad , estira bien la crema por todos los azulejos y evita crear grumos. Luego lo que debes hacer es pegar la ventosa de forma normal y listo.

Se dice que es un método rápido en caso que después de limpiar la superficie la ventosa aún no logre adherirse. Si ningún método funciona deberás comprar unas nuevas ventosas.