Quantcast

Cómo tratar la picadura de avispa

La picadura de avispa puede ser la más dolorosa e incómoda de todas, algunas pueden ser leves y otras un tanto más venenosas. Aunque en su mayoría las avispas causan picaduras inofensivas, es decir, que no producen reacciones graves, es bueno tener en cuenta que hay especies venenosas.

Lea TAMBIÉN: CÓMO MEJORAR LA VELOCIDAD DE UNA PÁGINA WEB

Las avispas tienden a picar a las víctimas cuando estas se ven amenazadas. Cuando alguna persona se encuentra cerca de su nido o por supervivencia, que suele suceder cuando una persona trata de espantar a una y estas inmediatamente reaccionan por tratarse de un peligro.

Las especies existentes son infinitas y como ya mencionamos algunas son venenosas y otras solo producen reacciones alérgicas. Dependerá del país y la humedad o calor que existan en las zonas.

En España por ejemplo hay tres tipos de avispas; avispa común, el avispón y la venenosa avispa asiática, conocida también en algunas zonas como avispa belutina. La picadura de alguna de las especies debe ser tratada por médicos.

¿Cómo conocer la picadura de una avispa?

¿Cómo conocer la picadura de una avispa?

La picadura de una avispa puede notarse en el dolor y un leve ardor o quemazón en el área afectada. Así que tras ser picado debes resguardarte ya que la avispa al picar libera feromonas que atraen al resto.

En caso de ser alérgico debes acudir de inmediato a un centro asistencial para evitar daños respiratorios o en la piel (en casos extremos).

En caso de que seas alérgico, los síntomas van:

  • Inflamaciones en ojos, boca, o cualquier otra zona del cuerpo alejada de la picadura.
  • Urticaria o aparición de ronchas.
  • Estornudos continuos, picor de nariz.
  • Dificultad para respirar, tos o silbido en el pecho.
  • Mareos, naúseas o vómitos.

En caso de presentar alguno de estos síntomas debes ser trasladado de inmediato a un centro hospitalario para recibir la atención médica correspondiente.

En caso de no ser una persona alérgica, probablemente el daño sea inofensivo y solo se va a quedar en un sarpullido y un mal recuerdo.

Paso a paso para aliviar la molestia

Paso a paso para aliviar la molestia

Las avispas pueden dar una picadura como mordisco o clavar el aguijón, ambas son consideradas como picaduras. En caso de que el aguijón se haya quedado clavado, lo mejor es retirarlo de forma cuidadosa para evitar causar mayor daño. También se puede retirar fácilmente con unas pinzas o con cualquier objeto sin llegar a presionarlo.

Tras retirar el aguijón, te vas a encontrar con una pequeña herida, por lo que deberás evitar que se infecte. Así que lo que debes hacer es lavar la zona afectada con agua fría, esta tendrá un efecto calmante.

Así vamos a higienizar la zona y evitar que las bacterias se introduzcan dentro de la herida y generen complicaciones. Una crema antiinflamatoria también podría funcionar.

En caso que no funcione puedes aplicar antiséptico para desinfectar correctamente la zona de la herida. Lo mejor será aplicar una pomada especial para picaduras.

Puede doler y picar por un largo rato, así que lo siguiente que deberás hacer es aplicar la pomada para desinfectar y aliviar el dolor. Otro punto para aliviar es aplicar hielo en la zona, que hará un efecto calmante y bajará de forma rápida la hinchazón.

Otras opciones para calmar la picadura de avispa

Otras opciones para calmar la picadura de avispa

Otras opciones para aquellas personas que fueron picadas y que no son alérgicos es aplicar agua y vinagre.

También funciona lo limón para neutralizar el veneno. Esto puede servir, aunque sin duda va a escocer en la propia picadura.

Algunos recomiendan ponerse barro en la picadura. El efecto sería como aplicar frío y sirve para calmar, pero el barro está lleno de bacterias y lo más probable es que la herida pueda infectarse y nos lleve a más complicaciones en un futuro.

También hay otra opción que es restregar ajo sobre la picadura para reducir el escozor, también puedes usar un algodón impregnado en vinagre y agua para la zona de la picadura.

Otros recomiendan restregar limón sobre la zona para neutralizar parte del veneno que se haya quedado.

Bajo ningún concepto las personas que son alérgicas deben practicar estos remedios.

Las personas que deben tener más cuidado a las picaduras de avispa son los alérgicos. Según distintos estudios, entre el 5 y el 15% de la población es alérgica a la picadura de una avispa (sin importar su especie). Lo cierto es que muchas veces las personas no saben que lo son y terminan descubriendo que padecen alergia tras la picadura.

Por lo tanto y bajo ningún concepto es recomendable exponer a una persona alérgica. Recuerda tomas precauciones y estar pendiente en cuanto a los síntomas, si alguno es dificultad para respirar es necesario acudir al médico cuanto antes.

No se recomienda automedicación y si tiene alguna duda sobre la picadura de las avispas y sus efectos graves puede consultarlo con su médico.