Quantcast

Cómo elegir unas gafas según la forma de tu cara

Al momento de elegir gafas, es necesario conocer la forma de la cara. Es verdad que hay cientos de monturas y unas más deslumbrantes que otras, pero es cierto que no todas pueden quedar bien.

Hay gafas con monturas discretas, elegantes sobrias, pero hay también las divertidas, excéntricas, coloridas y muchas otras más. Esto es lo que llama más la atención de las personas.

Lea TAMBIÉN: CÓMO DARLE UN LAVADO DE CARA A TU CURRÍCULUM Y TENER MÁS ÉXITO SI LLEVAS TIEMPO BUSCANDO EMPLEO

Pero al momento de probarlas en nuestro rostro , algo anda mal. No queda bien el color, la textura, el diseño y pues lo que a simple vista parecía lindo, termina siendo un completo desastre.

Por ello es importante analizar los trazos de tu rostro para asegurarse de que las gafas que más de gustan son proporcionales y adecuadas. El primer “ejercicio” que debes hacer es mirarte en el espejo y definir las líneas de tu rostro que quieres realzar y aquellas que te gustaría suavizar. 

¿Cómo elegir las gafas perfectas de acuerdo al rostro?

¿Cómo elegir las gafas perfectas de acuerdo al rostro?

Como ya lo hemos mencionado, para poder elegir las gafas correctas y perfectas, es necesario que conozcas la forma de tu rostro. Dependerá de este el estilo que mejor se ajuste a ti y puedas lucir bien sin mayores esfuerzos.

Observa bien tu rostro, contorno y cabello para poder elegir las correctas. A continuación te doy algunos detalles para que tengas en cuenta a la hora de elegir gafas.

  • Rostro de forma ovalada. Este tipo de rostro es aquella cara que es ovalada, se considera una ideal por tener proporciones equilibradas. Para acentuar estas proporciones, lo mejor es buscar armazones de gafas que sean del mismo ancho que la zona ‘ancha’ del rostro.

Dicho armazones pueden ser de colores marrones o un nuez, de manera que no sean profundos ni tan angostos.

  • Con forma de corazón. Este tipo de rostro es aquel dónde el tercio superior del rostro con forma de corazón es un poco ancho y el tercio inferior, angosto. Mayormente este tipo de cara tiende a ser identificado también como triángulo invertido.

En este caso es recomendable unas gafas con armazones que sean más amplios que el área inferior. Otras buenas opciones son con armazones delgados, de colores claros y sin marco, que tengan un aspecto ligero, delicado.

  • Rostro con forma oblonga. Tiende a ser uno más largo que ancho y posee una línea de pómulos recta y alargada. Para que se mantenga el rostro ovalado y que parezca más corto y más equilibrado, prueba con gafas de armazones más profundos que anchos.

Los armazones con adornos o contrastes en las sienes también aportan amplitud al rostro.

  • Rostro cuadrado. Es aquel que tiene una quijada fuerte y una frente bastante amplia. Es ancho y largo al mismo tiempo, es decir que posee proporciones iguales. Para estos casos y en busca de que el rostro sea más largo y al mismo tiempo suavice ángulos, los armazones deben ser angostos.

Los armazones de las gafas deben ser más anchos que profundos y con óvalos angostos.

  • Rostro con forma de diamante. Este tipo de rostro son angostos en la frente y la quijada, y tienen pómulos amplios, tal vez elevados y notables.

Para resaltar los ojos y suavizar los pómulos, es recomendable usar gafas de armazones que tengan una línea de cejas definida o diferenciada. Las gafas sin marco y los armazones con forma ovalada o gatuna también pueden ser una buena elección.

Cara redonda

Cara redonda

Con este tipo de rostros suelen destacar las líneas curvas y el ancho y largo de iguales proporciones, sin ángulos.

Mayormente las gafas deben ser adaptables para que se vea una cara redondeada pero más delgada y alargada. Usa armazones angostos y angulares para aumentar el largo del rostro. Los armazones con un puente transparente y los rectangulares también pueden constituir buenas opciones.

  • Rostro de triángulo. Estos suelen tener una frente angosta y al llegar a la zona de los pómulos y el mentón se ensancha. Para ensanchar y acentuar al tercio superior angosto del rostro, es recomendable armazones de colores fuertes y detalles en la mitad superior. Las gafas con forma agatada también pueden ser una buena elección.

Hay quienes también buscan adaptación de acuerdo al color de los ojos, así que lo que debes hacer es fijarte siempre del tipo de rostro que tienes. Nunca el color de ojos definirá que tan bien puedes o no lucir unas gafas. Recuerda que la intención es que puedas ver bien y al mismo tiempo tener unas gafas que se adapten a tu tipo de rostro.

Esto sin ser exagerados ni llamativos. Aunque a muchos el color rojo les favorece, a otros no tanto. Así como hay quienes les encanta el color rojo pero al usarlo en gafas no luce tan bien. Son detalles que son necesarios tener en cuenta porque la idea es tener un estilo que se ajuste al rostro.