Quantcast

Mini proyectores para montarte un cine en casa por menos de 200 euros

Hoy en día podemos encontrar diferentes modelos de proyector. Aunque estos puedan ser un dispositivo de altura, es prácticamente imposible que alcancen la calidad de vídeo de una Smart TV. Aunque siempre tienes algunas opciones por un precio de 6.000 euros para conseguir tener un modelo suficiente que alcance la calidad de un televisor OLED. Por lo general, los usuarios no pueden permitirse este gasto. Pero si quieres hacerte con un dispositivo así, lo mejor es que apuestes por los mini proyectores para que no tengas que rascarte mucho el bolsillo. 

Y es que un proyector de gama media por el momento no es capaz de alcanzar la misma calidad de imagen que una Smart TV 4K intentando buscar un rango de precio similar. Y esta es la única parte que tendrás que sacrificar a cambio de tener un verdadero cine en casa con una pantalla de 80,100 o 150 pulgadas de tamaño. 

Ventajas de los mini proyectores

ventajas mini proyectores

Hay que tener en cuenta un factor de los proyectores, y es tener que instalarlo en casa. Además de que si tienes un presupuesto ajustado no vas a poder optar por un modelo de tiro corto con luz láser que sea capaz de proyectar una imagen en tantas pulgadas con tan poco margen de espacio.

Aunque la parte positiva es que si apuestas por un dispositivo de este estilo, necesitarás una pantalla con la que la imagen será de auténtica calidad, ya que proyectar en la pared solo conseguirá una imagen de mala calidad con posibles imperfecciones. 

La instalación de los modelos de proyección tradicionales suele ser bastante tediosa y nada cómodo de hacer. Y es que solo tendrás la opción de tener que colgarlo en tu techo o en una pared. De esta forma podrás retransmitir la imagen sin ningún tipo de molestias. Como la que supone ponerlo en una zona baja y que tape parte o gran parte el haz de la luz por algún mueble o cualquier otro obstáculo.

Y es cierto que a corto plazo puedes buscar algunas soluciones rápidas como ponerle algunos accesorios debajo para conseguir elevarlo, pero finalmente acabarás optando por colgarlo en la pared. Por ello los mini proyectores pueden ser una buena alternativa a los proyectores clásicos