Quantcast

Cómo tratar los mareos

Muchas personas asocian los mareos con alguna enfermedad o malestar, pero realmente sufrirlos de forma ocasional no significa que padezcas alguna enfermedad relevante.

Los mareos suelen atacar de forma repentina en situaciones diversas. Puede ser mientras lees un libro, estudias una guía, te levantas de la cama muy rápido, estas de viaje, comes muy veloz, estas manejando.

Lea TAMBIÉN: CÓMO SILENCIAR EL AUDIO DE UN VÍDEO PARA ENVIARLO EN WHATSAPP

También puede ser producto del estrés, una baja de azúcar o de tensión, a raíz de un medicamento, entre otros. Los mareos no necesariamente están asociados a una enfermedad o algún problema a nivel físico.

Sin embargo si los mareos son persistentes y se presentan cada día o cada que realices una determinada actividad, es necesario que acudas al médico para que haga una revisión al respecto.

Los mareos tienden a producir, inestabilidad, debilidad, falta de equilibrio, dolor de cabeza, ganas de vomitar, dolor de estómago, entre otros. Son algunas de las sensaciones más comunes que se pueden producir.

Si el mareo está asociado al embarazo puede producirse con vómitos, en caso que sea por cansancio o derivado de la migraña puede ocasionar inestabilidad. Bajo ninguna situación es recomendable automedicarse.

Detonantes de los mareos

Detonantes de los mareos

Cuando al cerebro no le llega suficiente sangre, automáticamente aparecen los mareos. Las sensaciones varían, como ya lo mencionamos, de acuerdo al detonante o las causas que lo generen.

Se dice que las disminuciones repentinas de la tensión arterial son una de las causas más frecuentes de los mareos. Por ello es importante que detectes si se trata de un mareo repentino por haber leído un libro sin comer o si se trata de una disminución por tensión arterial.

Mayormente cuando se trata de tensión, los mareos surgen al cambiar rápidamente de posición , es decir estas sentada y de repente te levantas. También si los mareos son relacionados a tensión, pueden provocar visión borrosa, confusión y somnolencia.

  • Mareos y baja de azúcar

En caso que los mareos estén relacionados con una baja de azúcar, significa que hacen presencia cuando ha pasado mucho tiempo sin comer o durante el tiempo de una alimentación no tan completa. Es precisamente esto que se le denomina hipoglucemia.

Estos mareos suelen ir acompañados de nerviosismo, sudoración y fatiga.

  • Bruxismo

Los mareos también pueden estar relacionados con apretar o rechinar los dientes. Es decir el bruxismo, que es precisamente lo que ocasiona una presión en la mandíbula, este problema alcanza a la musculatura cervical.

Desde la musculatura de la zona se contractura e impide el correcto flujo de sangre al cerebro y genera los mareos.

  • Temperaturas altas

Cuando aumenta la temperatura corporal considerablemente tras tomar el sol, puede generar mareos. Mayormente el malestar es crítico cuando hay un elevado incremento de la temperatura corporal, debilidad muscular, sudoración excesiva y sed extrema.

Si se presenta de forma intensa, el especialista o médico tratante evaluará síntomas y si existe una ingesta de medicamentos. Posteriormente hace examen físico a fin de comprobar cómo es la caminata y si existe equilibrio. También para evaluar los nervios principales del sistema nervioso central.

Remedios naturales para acabar con el malestar

Remedios naturales para acabar con el malestar

Recuerda que debes visitar al médico si los mareos son acompañados de dolor de cabeza intenso, dificultad para respirar, dolor de pecho, pérdida de conciencia, entumecimiento , parálisis en los brazos o las piernas.

También si presentas visión doble, confusión, dificultad en el habla o para caminar, vómitos o convulsiones.

Ahora bien, si los mareos son leves ocasionados por situaciones cotidianas, te dejo una lista de remedios efectivos para aliviar el malestar.

  • Té de limón o limón solo. Se dice que el té de limón o en caso el zumo solo, es un excelente remedio para el malestar. Este puede equilibrar el pH del estómago. Lo único que debes hacer es beber una taza de té de limón o en caso extremo exprimir un limón y beberlo directo sin tomar agua.
  • Menta. Esta es ideal para aliviar los mareos incluyendo las náuseas.
  • Masajes. Un buen masaje aporta propiedades calmantes y relajantes, y ello puede tratar los mareos. Los masajes son perfectos para incrementar la circulación de la sangre en el cuerpo.
  • Té de manzanilla. Este té particularmente es relajante, así que puede ayudar a eliminar los mareos y al mismo tiempo te hace entrar en tranquilidad. En caso que pases por episodios de estrés, la manzanilla es perfecta para aliviar esos momentos.
  • Tomar una siesta. Mayormente no es aconsejable acostarse cuando se está mareado, pero si lo haces al aire libre puede funcionar. Incluso aprovechando la ocasión puedes tomar una siesta y descansar unos minutos. Recuerda que el cuerpo es como una válvula y si está presionada, estalla por cualquier zona (mareos).
  • Comer a la hora. No saltes bajo ningún pretexto las comidas. También toma vitaminas y bebe suficiente agua. Recuerda que en parte los mareos son producidos por estrés, mala alimentación y nulo descanso.