Quantcast

Messenger, Tuenti, Fotolog y otras redes sociales que cambiaron Internet antes de morir

En los inicios de Internet casi todo estaba por hacerse, por descubrir. A sus primeros usuarios, de hecho, ni se les pasaba por la cabeza pensar que en apenas un cuarto de siglo se convertiría en un elemento central de sus vidas. Con las redes sociales ha pasado tres cuartos de lo mismo. Para que existieran las que actualmente usamos, otras como Messenger, Tuenti o Fotolog tuvieron que abrir el camino.

Hoy en día cuando alguien asegura que no tiene una red social lo miramos con extrañeza. Según los últimos datos de DataReportal, más de 2.700 millones de personas usan Facebook en todo el planeta, más de 2.291 millones Youtube y unos 2.000 Whatsapp. De todos ellos, ¿qué porcentaje habrá usado alguna vez las redes sociales ‘vintage’ de las que hablamos? ¿Sentir nostalgia de haber usado estos servicios es hacerse viejo? Vamos a echarle un vistazo a algunos de los programas más míticos y usados del internet adolescente de principios del siglo XXI, a ver si lo comprobamos.

EL MESSENGER PARA CHARLAR… Y EL FOTOLOG PARA FARDAR

Se te llena la boca de solo nombrarlo: “Fo-to-log”. El Instagram primigenio. Aquella red social que nos permitía subir una foto al día y comentarla, algo tan sencillo como esa. La red social que influyó en otros clásicos como MySpace o Facebook. Probablemente, de todas las de la lista, la red social que más fácil lo tenía para haber sobrevivido, pero también la que no supo adaptarse a las nuevas demandas de la audiencia y acabó cediendo su lugar de privilegio a otras plataformas. Nació en 2002 y dijo adiós en 2016.

El funcionamiento de Fotolog era sencillo: solo te dejaban subir una foto al día, a no ser que fueras premium, y recibir 20 comentarios de tus seguidores en esas 24 horas. Para solventar lo de la periodicidad de subida no había más solución que pagar, pero todos teníamos un truco para saltarnos el problema de los mensajes recibidos: copiar los veinte anteriores y pegarlos en un nuevo, dejando así 19 huecos libres más.

El Messenger para charlar, y el Fotolog para fardar.