Quantcast

Cómo eliminar el mal olor de tus zapatos

Alrededor del 20% de la población española padece podobromhidrosis o mal olor de pies por causas como una mala alimentación, trastornos metabólicos, infecciones por hongos, ingerir determinados medicamentos y el más frecuente de todos, usar zapatos elaborados con materiales sintéticos o con pieles tratadas con productos químicos, que retiene el sudor y cuesta mucho suavizarlo, provocando el olor de pies.

Esto puede ser un gran problema en nuestra vida diaria, sobre todo a la hora de descalzarnos de nuestro calzado. Si es tu caso no te preocupes, en este artículo te mostramos los mejores trucos para quitar el mal olor de tus zapatillas de manera definitiva.

Trucos para eliminar el mal olor de los zapatos

Cómo eliminar el mal olor de tus zapatos

Con estos trucos lograrás que desaparezcan los olores causados por el uso y la sudoración. Todo ello con ingredientes naturales y de una forma muy sencilla. Toma nota, comenzamos. El bicarbonato de sodio es infalible para eliminar el mal olor en los zapatos, y también tiene grandes beneficios para la limpieza del hogar. La razón es que este elemento químico natural tiene propiedades antibacterianas y desinfectantes. Por eso es el truco más recurrido para eliminar el mal olor de pies.

El método para hacerlo es bastante sencillo, pues basta con introducir una cucharada de bicarbonato en cada zapato, encima de las plantillas. Distribuye bien y deja que actúe toda la noche. A la mañana siguiente, verás como el mal olor en los zapatos ha desaparecido. Los polvos de talco también tienen un efecto similar al bicarbonato de sodio. Cuentan con la virtud de absorber la humedad y acabar con el mal olor de pies, y en este caso puedes hacerlo de dos formas diferentes:

Esparce polvos de talco en el interior de cada zapato y déjalos actuar durante toda la noche. Por la mañana, podrás deshacerte del resto de polvos sobrante y disfrutar de tu calzado sin mal olor. Aplica los polvos de talco directamente sobre la planta del pie. De ese modo, reducirás la sudoración causante del mal olor en los zapatos.

Cómo eliminar las bacterias de los zapatos

Lavanda

Este truco que te mostramos a continuación es tan curioso como efectivo. Para llevarlo a cabo, solo necesitamos un poco de salvia y lavanda. Estas dos plantas medicinales aromáticas son muy beneficiosas para combatir los malos olores, incluso el olor de pies, pues perfuman de forma delicada y relajante. Para ello, coloca en cada uno de los zapatos unas cuantas hojas de salvia junto con unas ramas de lavanda. Después, saca los zapatos a un lugar exterior para que el aire fresco contribuya también a eliminar las bacterias. A la mañana siguiente, el mal olor en los zapatos habrá desaparecido.

Este sencillo remedio consiste en utilizar la cáscara de los limones, naranjas o mandarinas para aportar buen olor a nuestro calzado. Aunque también puedes usar sus aceites esenciales y elaborar un spray desinfectante de zapatos con ellos. En cualquier caso, los cítricos nos ayudarán a eliminar el mal olor en los zapatos. Si vas a utilizar las peladuras, basta con seguir el mismo método que con los ingredientes anteriores, es decir, introducirlas dentro de los zapatos y dejar actuar toda la noche. Si utilizas los aceites esenciales, puedes usarlos directamente sobre la piel para acabar con el olor de pies o hacer un spray desinfectante de zapatos con ellos.

Aceite esencial de árbol del té

Mal olor

Otro de los aceites esenciales que puedes utilizar para el mal olor en los zapatos es el de árbol de té, pues tiene propiedades desinfectantes y es, sin ninguna duda, el más eficaz. Puedes elaborar un spray desinfectante de zapatos con él para eliminar el mal olor de pies, así como también puedes usarlo para fabricar un gel desinfectante para las manos. Para beneficiarte de sus propiedades, aplica de tres a cinco gotas de este aceite esencial en las plantillas de los zapatos dos veces por semana. Así, quitaremos el mal olor y eliminaremos las bacterias para que no vuelva a reaparecer.

Está claro que el mal olor en los zapatos se debe al propio sudor de nuestros pies. Sin embargo, en muchas ocasiones habrás notado que hay zapatos que huelen peor que otros. Tal vez se deba al material con el que están fabricados o a las plantillas que absorben más el sudor y lo retienen, lo cual favorece la aparición de bacterias. Otras veces, puede deberse a algún trastorno hormonal que debe ser evaluado por un especialista. Por lo tanto, si notas que el mal olor de los zapatos no desaparece con facilidad, cambia de manera regular las plantillas. También puedes utilizar unas especiales que te protejan del mal olor y las bacterias. Pero ten en cuenta que el mal olor, a largo plazo, puede ocasionar problemas más graves en los pies. Intenta no llevar zapatos cerrados todos los días ni durante todo el día. No solo es malo para favorecer el mal olor de pies, sino para la salud de esta zona en general.