Quantcast

Caldo de almendras: ligera y deliciosa para un suculento primer plato

La sopa o caldo de almendras es una receta saludable. Elaborada con almendras crudas, caldo de verduras y crema fresca, esta receta fácil de hacer se puede preparar en minutos y a los niños les encantará. Ligera y deliciosa para un suculento primer plato.

¿CÓMO HACER CALDO DE ALMENDRAS?

Ingredientes

  • 3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 1/2 taza de almendras blanqueadas
  • 2 tazas de cubos de pan de 1/2 pulgada
  • Dos cucharadas de perejil fresco picado
  • 2 dientes de ajos grandes, finamente picados
  • 1/4 de cucharadita de hebras de azafrán desmenuzadas en trozos grandes (0,3 g)
  • 2 tazas de caldo de pollo
  • Dos tazas de agua
  • 1/2 cucharadita de sal o al gusto
  • 1 cucharadita de vinagre de Jerez o al gusto (opcional)

Preparación

  • Calienta el aceite en una sartén pesada de 10 pulgadas a fuego moderadamente alto hasta que esté caliente pero no humeante, luego saltea las almendras, revolviendo constantemente, hasta que estén doradas, aproximadamente 4 minutos.
  • Transfiere las almendras con una espumadera a una licuadora.
  • Agrega los cubos de pan, el perejil, el ajo y el azafrán al aceite en una sartén y cocina a fuego moderado, revolviendo constantemente, hasta que estén dorados, aproximadamente 2 minutos.
  • Transfiere aproximadamente un cuarto de la mezcla de crotones a un tazón pequeño para decorar, luego lleva el resto a la licuadora. Agrega el caldo a la licuadora y licúa la mezcla hasta que quede suave.
  • Coloca el puré en una cacerola pesada de 2 a 3 cuartos y agrega el agua. Cocina a fuego lento, sin tapar, revolviendo ocasionalmente, hasta que espese un poco, aproximadamente 5 minutos. Agrega la sal y el vinagre y sirve el caldo cubierto con crotones.
Caldo de almendras: ligera y deliciosa para un suculento primer plato
Caldo de almendras: ligera y deliciosa para un suculento primer plato

PROPIEDADES DE ESTE ALIMENTO

Son un alimento nutritivo, portátil y bajo en carbohidratos que se puede usar para cocinar o comer tal cual.  Se pueden convertir en mantequillas, en leche de almendras o molidas como harina de almendras. Si bien son saludables, son ricas en calorías.

La ingesta excesiva de calorías puede provocar aumento de peso, un factor de riesgo independiente para diversas enfermedades, como la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares. Por lo tanto, cuando comas de estas, debes controlar las porciones.

LO QUE NO SABIAS SOBRE ELLAS

Es una nuez popular rica en minerales, vitaminas, proteínas, fibras y otras sustancias importantes que promueven una vida saludable. Esta súper nuez se puede comer asada o como parte de una deliciosa receta.

El principal problema es que la mayoría de la gente no entiende que la almendra es sabrosa y rica en grasas. Desafortunadamente, a menudo se evitan comer. Los beneficios que aporta para la salud se han estudiado durante siglos y la cantidad de estudios que se centran en esta pequeña nuez es bastante impresionante.

Los asombrosos beneficios de esta nuez

  • Previenen las enfermedades cardiovasculares y los ataques cardíacos

Estas nueces están repletas de ácidos grasos saludables, llamados ácidos monoinsaturados o MUFA, que se combinan con antioxidantes, que también se encuentran en grandes cantidades en las almendras, para proteger su corazón y todo el sistema cardiovascular.

Junto con la vitamina E, los flavonioides reducen la inflamación en todo el cuerpo. Las almendras también contienen muchos minerales, como magnesio, calcio, potasio, cobre, manganeso y arginina, que son importantes para el corazón: estas sustancias apoyan la función cardiovascular.

Los estudios han demostrado que estas pueden reducir la cantidad de colesterol LDL, que es malo para la salud.

  • Mantienen una función cerebral saludable

Se alienta a los ancianos y adultos con un alto riesgo de desarrollar enfermedades cognitivas, como la demencia y la enfermedad de Alzheimer, a que adquieran el hábito de comer almendras a diario o al menos varias veces a la semana.

  • Mejoran la salud de la piel

Al ser fuertes antioxidantes, estas sustancias combaten y previenen el cáncer de piel. Todo ello, junto con el contenido en MUFA de las almendras, las convierte en un gran aliado en la lucha contra la piel envejecida y desnutrida.

Caldo de almendras
Caldo de almendras

INCORPORAR LAS ALMENDRAS A NUESTRA ALIMENTACIÓN

Se consideran uno de los súper alimentos porque están cargadas de valiosos nutrientes. Contienen altos niveles de grasas monoinsaturadas saludables para el corazón, así como vitamina E, ácido fólico, calcio, potasio y magnesio.

No dejes que el contenido de grasa de las almendras te impida disfrutarlas. La grasa que contienen es la variedad monoinsaturada saludable para el corazón. Se ha demostrado que este tipo de grasa mejora los niveles de colesterol en sangre. Los estudios muestran que las personas que comen frutos secos con regularidad en realidad pesan menos que las que no lo hacen.

Son una nuez extremadamente versátil con un sabor delicadamente dulce. Funcionan igual de bien como ingrediente en productos horneados que en platos salados. Esto hace que sea bastante fácil incorporar estos deliciosos frutos secos en un plan de alimentación saludable:

Ideas de incorporarlas en tu dieta

  • Espolvorea almendras en rodajas sobre la avena de la mañana.
  • Cubre tu yogur con almendras trituradas.
  • Agrega almendras en rodajas a un plato de arroz para obtener un sabor interesante.
  • Incorpora almendras en tus muffins caseros.
  • Usa leche de almendras en tu café o cereal.
  • Agrega las almendras picadas a la ensalada de pollo.
  • Añade algunas almendras la próxima vez que prepares una tortilla.
  • Agrega algunas a tu ensalada.
  • Cómelas tostadas en lugar de patatas fritas la próxima vez que desees un bocadillo crujiente.
  • Aumenta el valor nutricional de las galletas o los brownies agregando algunas.

¡Disfrútalas a tu gusto!