Quantcast

¡No aprende!: Las veces que Tamara Falcó se ha pasado por el forro las normas anti-Covid

Tamara Falcó está viviendo un gran momento profesional y personal. Aunque la recién nombrada Marquesa de Griñón parece que piensa que su título nobiliario la exime de cumplir las normas sanitarias de la pandemia del Covid-19. Ya van varias veces que Tamara Falcó ha sido pillada junto a su pareja Iñigo Onieva saltándose la normas.

De hecho, Tamara Falcó ha tenido que pedir perdón públicamente por no respetar las prohibiciones impuestas por las administraciones públicas. Pero parece que la colaboradora de El hormiguero es reincidente y la han vuelto a pillar saltándose a la torera todas las indicaciones sanitarias. Por este motivo, te contamos las veces que Tamara Falcó se ha pasado por el forro las normas anti-Covid.

TAMARA FALCÓ SE SALTA EL CONFINAMIENTO PERIMETRAL DE SU ZONA SANITARIA

Las veces que Tamara Falcó se ha pasado por el forro las normas anti-Covid

La Comunidad de Madrid decidió aplicar el confinamiento perimetral en las zonas sanitarias que tuvieran mayor incidencia del Covid-19. Esto quiere decir que no se puede salir de esa zona sin un motivo justificado como ir a trabajar, a un médico o a cuidar a un familiar enfermo. Tamara Falcó parece no haberse enterado ya que ha sido pillada en reiteradas ocasiones saliendo de la zona de La Moraleja (estando confinada) con cualquier propósito sin estar justificado.

En esa exclusiva urbanización vive su novio, Iñigo Onieva, con el que lleva saliendo desde el mes de septiembre. Visitar la casa de tu pareja no es un motivo justificado. Tampoco lo es salir de la zona confinada para acudir a un restaurante. Todo esto lo ha realizado Tamara Falcó en las últimas semanas.

La Marquesa de Griñón debería ser todo un ejemplo, ya que es un personaje público en el que mucha gente ve como un referente. Sin embargo, Tamara Falcó se ve con total impunidad para hacer lo que le dé la gana sin temor a que la multen. Saltarse el confinamiento perimetral te expone a multas que van de los 600 hasta los 600.000€, según las características del incumplimiento o su reiteración. No es la única vez que la hija de Isabel Preysler se ha saltado las normas…