Quantcast
jueves, 15 abril 2021 15:04

El sueño imposible de Carlos Sainz: no ganará su cuarto Dakar

Carlos Sainz sabía que sufriría más de lo esperado. Lo vio desde el primer día, a pesar de que el prólogo y la primera etapa dijeran lo contrario. Iba a ser un Dakar diferente, más complicado de lo que ya lo era. Una carrera de la que, aunque no está todo perdido (aún quedan más de seis días para finalizar), las aspiraciones de triunfo van más cuesta arriba de lo que podría parecer.

Este sentido, y más allá de que a Carlos Sainz nunca se le debe dar por derrotado, lo cierto es que la victoria parece cosa más de otros que de él. Sobre todo de Al-Attiyah y Peterhansel, que pese a que también han sufrido contratiempos, su ritmo y escalada permiten que este Dakar les sea, hasta el momento, más favorable que al resto. Repasamos el camino del madrileño en este Dakar 2021.

Carlos Sainz, al contrataque desde el inicio de este Dakar

Contrataque Carlos Sainz Dakar

Orgullosos del ritmo impuesto en la primera etapa, el recorrido de Carlos Sainz ha ido un poco perdiendo el sabor que tenían durante los primeros días. Ahora, los ganadores del último Dakar se exigen de paciencia para revalidar el título. Aunque no han empezado con cautela, más bien al contrataque, dispuestos a mandar un mensaje a sus rivales. Y es que el madrileño y su copiloto, Lucas Cruz, ya lo observaron desde la primera etapa.

Donde, desde el inicio, se encontraron con una pista arenosa, “ancha, pero no muy definida” relata Cruz. Le sucedieron una serie de cambios de dirección sobre pistas difíciles hasta llegar a lo más complicado: “Entre los kilómetros 70 y 90 había un camino lleno de piedras, no te podías salir de la cuneta y los carriles de la pista eran todos sobre piedra. Hemos tocado una de esas piedras con el lateral de la llanta y nos ha roto el tubo del autoinflado. Hemos tenido que parar a cambiar la rueda porque hemos pinchado. No había manera de continuar así”, añade.

Salir de los primeros tiene sus inconvenientes: “con el camino virgen, sin rastro, es fácil cometer errores. Pero salir tan atrás como salió Sainz también tiene lo suyo. Ayer (etapa 2 y 3) se hicieron tantas trazas ante ellos y se abrió tanta pista nueva que él y Cruz se liaron un poco. “Perdimos tres o cuatro minutos, pero como Peterhansel pinchó al final acabamos recuperándole tiempo”, dice el catalán. “Pese a todo, estamos contentos con el primer puesto”, añadía Sainz, que se ponía líder al estreno de este Dakar. Pero luego no fue del todo como quisieron. Sobre todo por la navegación.