Quantcast

2020 se despide con ambiente muy frío, heladas y precipitaciones

El año 2020 se despedirá este semana con ambiente frío de “pleno invierno”, acompañado de vientos muy fríos del noroeste que provocarán un descenso “acusado” de las temperaturas que continuarán siendo bajas durante los primeros días de 2021 cuando, en algunas zonas del país, los termómetros se situarán hasta 5ºC por debajo del valor habitual para la época, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, en declaraciones a Europa Prees, ha detallado que la borrasca ‘Bella’ continuará provocando vientos intensos y temporal marítimo durante las próximas horas y los siguientes días, tal y como ha ocurrido en jornadas previas, con fuertes rachas de viento en zonas de montaña y litoral durante la madrugada de este lunes con hasta 166 kilómetros por hora (km/h) en Valdezcaray (La Rioja) o en el cabo Estaca de Bares (La Coruña) con 151 km/h.

El temporal marítimo también se ha notado en los últimos días, particularmente en el litoral cantábrico y gallego, donde se han producido olas de hasta nueve metros de altura. El frío también ha sido una tónica de estos primeros días navideños: la temperatura más baja se ha alcanzado en Pirineos con hasta -16ºC en Baqueira pero también en zonas del centro o sur peninsular se han registrado valores gélidos, como en Molina de Aragón (Guadalajara) con -9ºC este sábado 26 de diciembre o la misma temperatura, aunque este domingo 27, en Cuéllar (Segovia) o Baza (Granada).

Rubén del Campo ha asegurado que, en las próximas horas, ‘Bella’ se desplazará hacia el este del continente europeo aunque seguirá ejerciendo su influencia sobre España, especialmente este lunes, con temporal marítimo en el Cantábrico. Durante los días siguientes, el flujo de vientos fríos del noroeste seguirá provocando precipitaciones en el oeste peninsular y zonas de montaña del interior, junto con un descenso marcado de las temperaturas a partir del jueves 31 de diciembre.

En este contexto, este lunes estará marcado por el temporal marítimo en el Cantábrico, con hasta olas de diez metros de altura pero también en el Mediterráneo, donde podrán superar los seis metros de altura. Además, aparecerá la nieve a partir de 500-800 metros en puntos del centro y norte peninsular, lo que favorecerá acumulaciones de nieve de cinco a diez centímetros de nieve en 24 horas en los sistemas ibérico y central mientras que en la cordillera cantábrica serán de hasta 15 centímetros y en los Pirineos se producirán acumulaciones de 20 centímetros.

Las lluvias serán persistentes en el Cantábrico y el viento seguirá soplando con fuerza en amplias zonas de la Península y Baleares, con rachas que superarán 80 km/h en zonas llanas del centro y este peninsular, así como en el archipiélago balear.

El portavoz ha reconocido que las temperaturas nocturnas han subido “bastante” este lunes, con un ascenso de hasta 6ºC respecto al domingo en las zonas del centro y sur de la Península pero las máximas serán más bajas que las del domingo, excepto en el nordeste. Por lo tanto, los valores se quedarán por debajo de los 10ºC en buena parte de ambas mesetas aunque en el litoral de la región de Almería y Murcia se podrán rozar los 20ºC.

El martes, el último de los frentes asociados a la borrasca ‘Bella’ terminará de atravesar la Península, y a su paso dejará chubascos en el entorno del Estrecho y en Melilla pero posteriormente quedará un flujo de vientos del noroeste que arrastrarán aire muy frío.

Ante esta situación, Del Campo ha pronosticado lluvias persistentes en Galicia, comunidades cantábricas y Pirineos. Asimismo, ha añadido que la entrada de vientos muy fríos propiciará un descenso de temperaturas y, durante la segunda mitad del día, la cota de nieve acabará próxima a los 400-600 metros en el centro y norte peninsular y entre 600-800 metros en la mitad sur.

En este sentido, ha explicado que helará en las dos mesetas y en páramos del centro y zonas de montaña, lo que supondrá valores por debajo de los -10ºC en Pirineos. Así, ha apuntado que no se llegarán a los 8ºC en buena parte del interior peninsular y el viento.

Aunque menos intenso que en jornadas anteriores, el viento seguirá soplando con fuerza en el norte y este de la Península, así como en Baleares, con rachas que superarán los 70 km/h. También en esta jornada continuará el temporal marítimo con olas de hasta seis metros de alto en el cantábrico y de hasta cuatro metros en el mediterráneo.

POSIBLES NEVADAS EN PAMPLONA O VITORIA

De cara al miércoles 30 de diciembre, las precipitaciones continuarán en Galicia, comunidades cantábricas y Pirineos y de forma más ocasional y dispersa en Sierras del sureste. La cota de nieve continuará siendo baja y se situará en 400-600 metros en el tercio norte peninsular, por lo que el portavoz no ha descartado que ese día se vean copos en Vitoria o Pamplona. Sin embargo, la cota de nieve aumentará a lo largo de la jornada hasta unos 800 metros.

En el resto del país, los cielos serán despejados o con pocas nubes pero con ambiente frío y temperaturas nocturnas que descenderán, especialmente en el sur, con heladas generalizadas en el interior. Durante el día, los termómetros no variarán respecto al martes, por lo que estarán por debajo de los 10ºC en buena parte de la Península excepto en regiones costeras y en el caso del litoral sur de Andalucía se podrán rozar los 18ºC.

2021 SIGUE LA LÍNEA DE 2020

El jueves 31 de diciembre, para despedir el año, Rubén del Campo ha subrayado que continuará el flujo del oeste y noroeste con lluvias persistentes en el Cantábrico y más ocasionales en Galicia y Castilla y León, sin que se descarten en otros puntos del centro peninsular. La cota de nieve será baja, entre 600-800 metros, aunque las temperaturas aumentarán ligeramente. Sin embargo, el portavoz ha sostenido que las heladas serán generalizadas en el interior peninsular, débiles en general y algo más intensas en páramos del centro y en la meseta sur, donde se podrá llegar hasta los -5ºC.

El viernes 1 de diciembre de 2021, el año comenzará con ambiente frío, ya que las temperaturas descenderán. Tanto esta jornada como la del sábado 2 de enero, las heladas serán generalizadas pudiendo helar cerca de la costa.

Durante la mañana del viernes, el ambiente será frío en buena parte del centro y norte peninsular, con valores que apenas alcanzarán los 7ºC de máxima. Estos termómetros, tal y como ha destacado Del Campo, estarán en torno a 5ºC por debajo del valor normal para esta época. Además, el viernes, con el paso de un frente podrá llover y nevar en cotas bajas de Galicia, comunidades cantábricas y Pirineos, con menor intensidad en otras zonas de la vertiente atlántica, especialmente la mitad occidental.

El fin de semana, aunque el portavoz ha matizado que todavía hay mucha incertidumbre, todo parece indicar que las precipitaciones más abundantes se producirán en el extremo norte y Pirineos, con ambiente más despejado pero frío en el resto del país.

Por su parte, en el archipiélago canario predominarán los intervalos nubosos con probables precipitaciones que podrán ser localmente fuertes, especialmente el lunes y martes en las islas más occidentales, mientras que las temperaturas bajarán ligeramente.