Quantcast

Caprichos Compartidos, el delivery de mercado de Abraham García

  • Referente de la gastronomía madrileña desde hace mas de 40 años, Viridiana se adapta al momento actual con un servicio de cocina a domicilio y para llevar llamado Caprichos Compartidos.
  • Incluye algunos de los clásicos del restaurante, como el foie levemente ahumado, el gazpacho de fresones o las lentejas al curry, y propuestas del día que varían según mercado.
  • Caprichos Compartidos ha llegado para quedarse y apuesta por la autogestión tanto de los pedidos como del transporte con el fin de garantizar la agilidad y la calidad de cada entrega: «como en nuestro comedor, no aceptamos  más comandas por servicio de las que podemos atender de manera excelente», afirman.

«Existe un lugar para revivir a distancia el disfrute pasado en los restaurantes: las mejores salas de la ciudad, las de nuestros clientes». Con estas palabras Abraham García expresa su apuesta por la alta cocina a domicilio no solo como una salida eventual de la hostelería, sino como una fórmula que ha llegado para quedarse y que ya se venía demandado antes de la crisis. «Caprichos Compartidos nace tras mucha reflexión para atender las necesidades de un público que quiere disfrutar de una comida fresca, de calidad y sabrosa en su domicilio, huyendo del fast food y los platos precocinados cuando llega cansado de trabajar o no apetece arreglarse para salir a comer o cenar. Es un servicio que estábamos trabajando desde hacía tiempo y la situación que estamos viviendo nos ha dado el tiempo necesario para poder arrancarlo con solidez», asegura Hernán González, mano derecha del maestro.

Delivery
Caprichos Compartidos

Caprichos Compartidos, la marca de comida a domicilio y para llevar de Viridiana, cuenta con una web propia (www.caprichoscompartidos.com) donde se puede consultar la oferta, en la que se han incluido aquellos platos que son fáciles de transportar, calentar y emplatar sin que pierdan un ápice de sus virtudes y su identidad. Algunos clásicos, aquellos en los que el punto es determinante o que requieren inmediatez, como los huevos con trufa, se han quedado en el banquillo.

Los imprescindibles

En cambio son titulares otros imprescindibles como el foie levemente ahumado con chutney, el gazpacho de fresones con jamón ibérico, las lentejas al curry suave con langostinos y un toque de sobrasada balear, las croquetas de jamón ibérico y pollo de corral o una versión adaptada de sus míticos caracoles, todos ellos ‘caprichos’ ideales para compartir como entrantes. En los principales, priman las carnes estofadas, los pescados en salsa y los guisos –hay canelones de pato azulón gratinados, albóndigas de bonito al cilantro, morros de ternera guisados con garbanzos y espinacas…– porque «viajan bien y agradecen un susto en el microondas para ser consumidos en su punto óptimo».

Tarta de queso
Caprichos Compartidos

En pie desde 1978, Viridiana es –en palabras de su capitán– un comedor «ajeno a la veleidosa veleta de la moda» que, sin embargo y sin pretenderlo, ha marcado multitud de tendencias desde su apertura. Con Caprichos Compartidos define ahora la línea a seguir para un delivery de calidad real que, como el restaurante sitio en Juan de Mena, pasa por rendirse a los imperativos del mercado: «en Caprichos Compartidos gestionamos nuestra carta a diario, introducimos nuevas guarniciones en base a lo que recibimos de nuestros proveedores de cabecera y esa visita diaria al mercado a la que no he renunciado –con las precauciones oportunas– o a la inspiración que nos brindan las musas y no cogemos pedidos con una antelación mayor a 24 horas, ya que queremos que nuestro cliente pueda disfrutar de nuestra cocina casera, rotunda, intuitiva y libre de corsés», explica Abraham y añade: «estamos deseando ir incorporando los nuevos productos que nos trae el buen tiempo».

A través de Whastapp

En cuanto a la mecánica, el servicio a domicilio y para llevar de Viridiana y Caprichos Comaprtidos funciona de martes a sábado de 13:00 a 15:00 h y de 20:00 a 22:00 h y los domingos a mediodía (cierran lunes y domingo noche) y puede solicitarse por whatsapp a través del teléfono 600 092 627. Se aconseja pedir antes de las 12:00 h para el turno de comidas y antes de las 19:00 h para el de cenas. El pedido mínimo para entregas a domicilio es de 30 € y los gastos de envío son 5 € por pedido. Para recoger en el local no hay importe mínimo y en ambos casos (delivery y take away) el ticket medio ronda los 35 €. «Es una carta diferente y pensada especialmente para disfrutar en casa, lo cual nos simplifica las presentaciones y los emplatado, circunstancia que inclina la balanza a favor del precio», concluyen.

Caprichos Compartidos
Viridiana

Desde que abriera en 1978, Viridiana ha sido y es uno de los grandes comedores capitalinos. Tiene el mérito no solo de haber sobrevivido con la cabeza bien alta a las dos grandes crisis sufridas por el sector hostelero (la que en 2008 conllevó el cierre y la revisión de muchos clásicos y la actual), sino también de haberlo hecho aferrado a una cocina que el propio Abraham García define así: «casera y rotunda, intuitiva y a contratiempo, limpia y de sabores bien marcados, herencia de las vetustas y abolidos fogones de carbón».

Esta casa señera marca escuela y dicta tendencias, combate el paso del tiempo valiéndose de la temporalidad y dota de gran nobleza al producto más simple. Su éxito lo atestiguan los más de cuarenta años transcurridos desde su apertura, una trayectoria de la que pocos restaurantes pueden presumir en una ciudad tan dinámica y voraz como es Madrid, y la vitalidad e impronta de su artífice. Un cocinero autodidacta –manchego de nacimiento, abrazó el oficio con solo 13 años, comenzando desde el office como friegaplatos hasta tocar los fogones de grandes restaurantes de la época como Jockey y Club 31–, de inmenso bagaje vital y cultural, librepensador y dotado de una energía fuera de serie, que a sus setenta años continúa al pie del cañón.