Quantcast

Tu perro te odia: esto es lo que le haces y no le gusta nada

Ser dueño de un perro no significa entenderlo. Debemos de tener claro que, a pesar de que hace miles de años que los perros y los humanos compartimos nuestra vida y espacio, muchas cosas de las que hacemos pueden resultar molestas al “mejor amigo del hombre”. No se trata tanto de que tu perro te odie como de esas cosas que haces sin darte cuenta de que a él no le gustan nada. Entender a nuestro perro nos ayudará a tener una mejor relación con él.

A veces parte del error de entendimiento que las personas podemos tener con nuestro perro parten de nuestra tendencia a humanizarlos en exceso. Sin embargo, si lo pensamos bien, a veces  también le hacemos a nuestro perro algunas cosas que a nosotros mismos nos resultarían muy molestas, especialmente si no tenemos aún mucha confianza con la persona que nos las hace. Veamos algunas:

Acariciar o dar palmadas en la cabeza de nuestro perro

Tu perro te odia: esto es lo que le haces y no le gusta nada

Lo cierto es que se trata de un gesto que  le puede gustar a nuestro perro si lo hemos acostumbrado desde cachorro. Pero no es un gesto que debamos tener con un perro desconocido o con el que tengamos poca confianza, ya que se trata de un gesto que le crea inseguridad, algunos perros podrían mostrarse demasiado sumisos y otros agresivos si los incomodamos demasiado acariciando su cabeza.

Lo ideal con un perro con el que no tenemos demasiada confianza es acariciarlo en la zona del cuello por debajo de la cabeza, el pecho o los costados.