Quantcast

Maison Lú: un viaje por los mercados más singulares de Francia a través de sus menús de Navidad

  • Maison Lú hace un homenaje a la gastronomía gala y a los mercados navideños más importantes de Francia a través de sus cuatro menús de grupo.
  • Estrasburgo, Colmar, Amiens y Reims son los mercados que inspiran los menús que harán las delicias de los más gourmet esta Navidad.

La magia de la Navidad ya ha llegado a la Costa del Sol y, este año, gracias a los menús de Navidad de Maison Lú, el bistró con alma de Boqué Group ubicado en plena Milla de Oro de Marbella, estas fechas serán el momento perfecto para embriagarse de joie de vivre y descubrir a través de su propuesta gastronómica los mercados navideños más emblemáticos de Francia.

Francia
Maison Lú

En Francia, la bella tradición de los mercados de Navidad se conoce como Marchés de Noël  y cuenta con alguno de los mercadillos navideños más bonitos de Europa, en especial los que están situados en la Alsacia, región fronteriza y de clara influencia germánica. Los mercados franceses suelen acabar para nochevieja e incluso pasado fin de año, lo que los hacen ideales para visitar durante fiestas.

Cuatro menús

Como si de una invitación para saborear la gastronomía gala más auténtica se tratase, Maison Lú presenta cuatro menús de grupo que, desde su propio nombre y a través de las elaboraciones que ofrecen, hacen un precioso homenaje a los mercados de Estrasburgo, Colmar, Amiens y Reims.

Francia
Maison Lú

Compuestos por varios entrantes, en formato individual y para compartir, dos platos principales a elegir, un postre y un maridaje sugerido, cada propuesta se mantiene fiel a la alegría que caracteriza a Maison Lú y saben a Francia, al mejor producto local y a momentos compartidos.

Menú Strasbourg

Así, el menú Strasbourg, que transporta al mercado navideño más visitado de Francia y más antiguo de Europa, propone elaboraciones como el potage ibérico, el solomillo Wellington con espárragos verdes y puré trufado o la torrija caramelizada en sauté. Recoge así la esencia del mercado de Estrasburgo, fundado en 1570, bajo la influencia del protestantismo estrasburgués que luchaba contra las extravagantes tradiciones católicas que se vinculaban al nombre de los santos, en sustitución del mercado de San Nicolás.

Francia
Maison Lú

El ambiente que reina en Estrasburgo en esta época del año es único: los escaparates brillan, las decoraciones engalanan las fachadas, los olores de especias y de canela evocan los recuerdos de la infancia y los villancicos resuenan dentro de las iglesias.

Menú El Comar

El segundo menú de la Maison de Lú, se inspira en el mercado de El Colmar, y ofrece la oportunidad de degustar la crema de champiñón de París, la corvina con alcachofa en veluté de sus espinas y puré trufado y pone el broche dulce a la velada con un París brest con crema de avellanas.

Francia
Maison Lú

Colmar brilla con miles de luces y el paseante camina en medio de las casas con entramado de madera bellamente decoradas con guirnaldas luminosas y coronas. La localidad cuenta con nada menos que 6 mercados, suficiente para satisfacer todas las expectativas: dimensión espiritual en la plaza de Dominicains, artesanía en el Koïfhus, productos de la tierra en la plaza de Jeanne d’Arc, mercadillo de Navidad infantil en el barrio de la Petite Venise, poblado gastronómico en la plaza de la Catedral y decoraciones en la plaza de l’Ancienne Douane. Una ocasión perfecta para descubrir Colmar, donde seguro que volverás encantado en primavera, para disfrutar de sus canales, puentes y callejuelas con un ambiente romántico.

Menú Amiens

Por su parte, en el menú Amiens, que debe su nombre al mercado navideño más grande del norte de Francia, se encuentran creaciones como la sopa de cebolla, el coquelet de las Landas “a la rotisserie” con salsa de colmenillas, chips a la Maison y puré de patata, o el crepe de Nutella con garrapiñadas.

Francia
Maison Lú

Amiens , la capital de Picardía, tiene la catedral gótica más grande de Francia (construida entre 1220 y 1288). Está bellamente iluminado durante todo el mes de diciembre con un son-et-lumiere nocturno, creando un maravilloso fondo para el mercado anual en el corazón de la ciudad. El mercado en sí es uno de los más grandes del norte de Francia, con más de 130 puestos más eventos para niños en la Gruta de Santa Claus. Este es el lugar para artículos inusuales como utensilios de cocina Le Creuset, vidrio hecho regionalmente y puestos de pescado que gimen con la cosecha del mar. Las especialidades locales incluyen el chocolate Beauvais y los macarrones hechos en Amiens. Se lleva a cabo en el centro de la ciudad en Place Gambetta y rue de noyon y la rue des 3 cailloux.

Menú Reims

Por último, el menú Reims, que recuerda al mercado de este encantador pueblecito que enamora por sus artesanías, presenta opciones como los mejillones bouchot en crema de puerros, pimentón de La Vera & las famosas fritas Maison, el “Coq au vin” o pollo al vino, con puré de patata y la crème brûlée.

Francia
Maison Lú

El mercado de Navidad en Reims está formado por cerca de 130 chalets de madera. Este encantador pueblo de Navidad hecho de chalets de madera preciosas normalmente se configura en las calles Condorcet, Théodore Dubois y en la Place d’Erlon, todas situadas en el centro de la ciudad. Además, en la Place du Forum, los niños encontrarán el chalet de Santa y un belén viviente de gran tamaño.

Amplia bodega

Para maridar cada uno de estos menús, Maison Lú propone unas sugerencias que son un fiel reflejo de la bodega del restaurante, en la que se encuentra una completa selección de vinos procedentes de Francia, Italia y España, pensados para acompañar y potenciar los sabores de cada plato.

Francia
Maison Lú

Además, para aquellos que lo deseen, Maison Lú también dispone de una amplia carta de cócteles, con más de 25 propuestas clásicas y de autor, contando también con versiones sin alcohol, para disfrutar en su cómoda barra o en los diferentes espacios. Sabores de Francia y hedonismo se dan cita esta Navidad en este bistró con alma, que invita a sentarse en torno a la mesa sin reglas ni protocolos y a vivir la vie en rose.