Quantcast
viernes, 21 enero 2022 22:35

¿Por qué este año el Atlético de Madrid puede ganar LaLiga?

Los números hablan. Y las sensaciones también. Estos nos dicen que sí, que el Atlético de Madrid tiene una posición especial en la competición doméstica. Por lo que LaLiga, si todo sigue su curso y el juego desplegado continúa en este nivel sobre los del ‘Cholo’ Simeone, podríamos decir que los rojiblancos son unos grandes pretendientes para conseguir el título esta temporada.

No favoritos, eso es otra cosa. Ante el vacío existencial provocado por la crisis reflejada en el Real Madrid o los varios desniveles del FC Barcelona, todos los focos se sitúan sobre el Atlético de Madrid. Y no es para menos. Es un merecido y sincero halago al trabajo de Simeone, un entrenador que este año sí tiene sobre sus manos una plantilla para luchar y hacerse con cosas importantes. Repasamos los motivos de por qué pueden hacerse con LaLiga.

El gran atractivo este año radica en su juego más vistoso

A pesar de la situación en Europa, que, lejos de ser la deseada, no es para nada desfavorecedora, los rojiblancos han llevado a cabo un juego mucho más vistoso que el de campañas anteriores sin perder su esencia de conjunto poco goleado, y así se ha hecho notar en la afición colchonera.

Lo vimos en partidos como el disputado el pasado martes en Champions ante el Bayern en el Metropolitano. Allí se vio a un Atlético de Madrid mucho más jugable y divertido de lo que vimos precisamente con los alemanes en el primer encuentro de la fase de grupos, cuando le endosaron un 4-0.

En esas, se gustó el Atlético. Y no un jugador. Se gustaron todos. João Félix se hartó de dar tacones, de intentar regates imposibles, de realizar acciones que quedan para el recuerdo…. Carrasco no le fue a la zaga, pero cuajó un primer tiempo magistral. Muy bien en defensa, en esa nueva posición de carrilero que le ha buscado el ‘Cholo’.

Y creando mucho peligro con la pelota gracias a su verticalidad. Hizo estragos cada vez que penetró por su banda; por el otro costado, Marcos Llorente pisó la línea de fondo en varias ocasiones y en una de ellas valió para poner el 1-0 en el marcador. Correa incordió mucho, peleó, no dejó nunca que los defensas del Bayern se sintieran cómodos… puras señales, las más indicadoras de que este año LaLiga Santander se puede vestir de rojiblanca. Pero como dice Simeone: partido a partido, que ahí somos jodidos.