Quantcast

Llega la mayor escapada navideña por carretera desde 2005: lugares donde se intensificarán los controles

Tráfico comenzó a registrar los movimientos de esta época desde la época prenavideña 2005-06. La serie histórica, a la que tuvo acceso Servimedia, indica que entonces hubo 15,8 millones de viajes largos por carretera, cifra que aumentó a 16,2 millones en el periodo 2006-07.

Después hubo tres navidades de descenso, dos de aumento y otros dos de caída, hasta llegar al mínimo de 15,6 millones de 2013-14, en plena crisis económica. Posteriormente, se enlazó cinco años consecutivos al alza hasta llegar al máximo de 19,7 millones en las pasadas navidades, cifra que la DGT prevé que se supere en el periodo navideño 2019-20.

Como suele ser habitual, la nueva operación especial navideña de la DGT se desarrollará en tres fases, que coinciden con las festividades propias de esas fechas: Navidad, que comenzará este viernes y finalizará el miércoles 25 de diciembre (con 6,8 millones de viajes previstos); fin de año, del viernes 27 de diciembre al miércoles 1 de enero, y Reyes, del viernes 3 al lunes 6 de enero.

Tráfico indicó que, al tratarse de fechas invernales y propicias para celebraciones, el conductor que vaya a realizar un viaje por carretera en esos días, además de tener en cuenta las precauciones habituales, debe atender especialmente a no consumir bebidas alcohólicas ni otras drogas (la Navidad es un periodo propicio para la celebración de fiestas), poner un mayor cuidado en los trayectos cortos y nocturnos, y prestar una atención a las condiciones meteorológicas adversas.

VIGILANCIA

Para llevar a cabo el dispositivo navideño, la DGT cuenta con más de 800 funcionarios y personal técnico especializado que atienden los Centros de Gestión de Tráfico, todos los agentes disponibles de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y más de 13.000 empleados de empresas de conservación, vías en régimen de concesión dependientes del Ministerio de Fomento y el resto de los titulares de carreteras y personal de los servicios de emergencia, tanto sanitarios como bomberos.

Los guardias civiles priorizarán la vigilancia en carreteras convencionales, puesto que el 85% de los fallecidos de las pasadas navidades tuvieron lugar en accidentes ocurridos en esas vías.

Además, intensificarán los controles de velocidad, tanto con radares fijos como con móviles, y vigilará la circulación por medios aéreos con 12 helicópteros y 11 drones, tres de los cuales tienen capacidad sancionadora.

Asimismo, realizarán controles preventivos de alcoholemia a cualquier hora del día y en cualquier carretera, y vigilarán el uso del teléfono móvil y del cinturón, con la ayuda de helicópteros, drones, 216 cámaras de alta definición y vehículos camuflados.

(SERVIMEDIA)