Quantcast

‘Fabien’ releva a ‘Elsa’ el fin de semana con rachas de 140 km/h y olas de nueve metros

La profunda borrasca atlántica ‘Elsa’ dará este viernes sus últimos coletazos y dará paso en la madrugada de este sábado a ‘Fabien’, que traerá un nuevo temporal a muchas zonas de la península, sobre todo el noroeste, con rachas de viento de 140 km/h y olas de nueve metros.

Una de las portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Delia Gutiérrez, comentó este viernes a Servimedia que actualmente “todo el Atlántico Norte, desde la costa de América del Norte hasta Europa, está bajo una zona de bajas presiones con varios centros”.

Uno de esos centros lo forma la borrasca ‘Elsa’, que este viernes “se aleja” y “casi inmediatamente se nos acercará ‘Fabien’”, borrasca que al mediodía de este sábado estará al noroeste de las costas gallegas.

“Es una borrasca mucho más profunda que ‘Elsa’ que destacará más por el viento que por las acumulaciones de precipitación”, indicó, antes de añadir que ‘Fabien’ “se mueve muy rápido y el domingo a primeras horas estará en el Canal de la Mancha y al mediodía en las costas de los Países Bajos”.

‘Elsa’, que azota buena parte de la península y Baleares con un temporal de viento, lluvia y mar desde el pasado miércoles por la tarde, ha batido el récord de día más lluvioso de diciembre jamás registrado en Salamanca y Colmenar Viejo (Madrid), y ha dejado rachas huracanadas de viento de 168 km/h en Cerler-Cogulla (Huesca) y cantidades importantes de lluvia, con 285,6 litros por metro cuadrado este jueves en el puerto El Pico (Ávila).

Así, este jueves fue el día de diciembre más lluvioso nunca registrado en el aeropuerto de Salamanca, donde cayeron 36,5 litros por metro cuadrado, que es la cifra más alta desde 1945. Algo similar ocurre con Colmenar Viejo, que vivió este jueves la jornada de diciembre más lluviosa desde que la serie estadística de ese municipio madrileño comenzara en 1978, al registrarse este jueves 75,3 litros por metro cuadrado de agua.

‘Elsa’ dejará este viernes lluvias sobre todo en el sur peninsular y mayores rachas de viento en el centro y el sureste.

SÁBADO

En cuanto a este sábado, las lluvias serán menos abundantes e irán dispersándose al final del día, pero los vientos seguirán soplando con intensidad fuerte.

Debido a la influencia de ‘Fabien’, la Aemet ha activado el aviso rojo (riesgo extremo, el más alto en una escala de tres niveles) en las costas de A Coruña, Lugo (desde las 18.00 horas), Pontevedra (21.00) y Asturias (22.00) por olas de nueve metros.

También hay aviso rojo en A Coruña (noroeste) y Lugo (A Mariña) desde las 15.00 horas por rachas huracanadas de al menos 140 km/h.

Numerosas provincias cuentan con el aviso naranja (riesgo importante, el segundo en la escala) por rachas muy fuertes, que serán de 100 km/h en buena parte del cuadrante noroeste peninsular.

Este sábado lloverá con intensidad o persistencia en el entorno de Galicia, el norte de Huesca, la Meseta Sur y las sierras penibéticas, y soplarán intervalos de viento fuerte en casi todas las zonas salvo Canarias.

DOMINGO

Respecto al domingo, continuará el aviso rojo por olas de nueve metros en A Coruña y Lugo (hasta el mediodía), Pontevedra y Asturias (hasta las 6.00), y Cantabria, Guipúzcoa y Vizcaya (de 3.00 a 9.00 horas), así como por rachas de 140 km/h en A Coruña y Lugo hasta las 4.00.

Ese día lloverá persistentemente en Galicia y soplarán vientos fuertes con rachas fuertes en litorales y zonas montañosas.

Gutiérrez subrayó que ‘Fabien’ irá alejándose a lo largo del domingo hacia el norte de Europa, con lo que dará paso a “altas presiones ubicadas al suroeste de la península, que tenderán a ir avanzando hacia el interior”.

Al final del domingo entrará un nuevo anticiclón que traerá un tiempo estable durante varios días. De hecho, la próxima semana, con Nochebuena y Navidad, estará protagonizada por un ambiente estable y temperaturas altas para la época del año, hasta el punto de que zonas del sur peninsular podrán estar en manga corta porque los termómetros podrían marcar hasta 23 grados.

(SERVIMEDIA)