Compartir

10MUERTE POR… AJUSTAR UN CABLE. La historia de esta chica llamada Mariesa Weber es de lo más desafor


MUERTE POR… AJUSTAR UN CABLE. La historia de esta chica llamada Mariesa Weber es de lo más desafortunada. La chica se quedó sin televisión en su casa porque se quitó el enchufe. Cuando fue a ponerlo se cayó detrás del enorme mueble repleto de libros que tenía en su habitación. Su familia no la encontraba e incluso denunció su desaparición hasta que notaron un olor extraño en la casa. Se cree que Weber, que medía 1,62 metros de estatura y pesaba apenas 45 kilos, pudo haber caído de cabeza en el espacio entre el mueble y la pared.

Siguiente