Quantcast

La Fonda Lironda, una experiencia gastronómica a la altura aderezada con las mejores actuaciones en vivo

  • El restaurante, en el que se fusiona a la perfección una propuesta gastronómica inigualable con sobremesas diferentes, incorpora a su carta platos que rinden homenaje al producto de temporada y brindan una especial atención a las terminaciones en sala frente al comensal.
  • Siguiendo el hilo conductor de su cocina, algunos de los platos que se incorporan a la carta son: las flores de calabacín en tempura, queso viejo y emulsión de miel y pimentón; la ensalada César tradicional; o la jugosa merluza a la romana con jugo de pimientos asados.
  • Para ofrecer una experiencia envolvente y para los cinco sentidos, La Fonda Lironda también incorpora novedades en su happening con diferentes sesiones de música en directo, que se activan este 18 de octubre, convirtiendo al restaurante en un sitio de referencia en la capital.

Situado en pleno centro de la capital, La Fonda Lironda es, desde su apertura, un sitio de referencia para todos aquellos que buscan una experiencia gastronómica diferente. Y es que el restaurante abrió sus puertas con el propósito de ofrecer a sus clientes una experiencia multisensorial, en la que se fusionan a la perfección una propuesta gastronómica inigualable con sobremesas diferentes, diseñadas intencionadamente para disfrutar de sesiones interminables de música y ocio. Precisamente con este fin, La Fonda Lironda ha inaugurado este martes 18 de octubre su nueva temporada, con grandes novedades en su carta que no dejarán indiferente a nadie, convirtiéndose – más aún si es posible – en uno de los restaurantes más deseados y cotizados de Madrid.

Fonda Lironda

La Fonda comienza esta temporada por todo lo alto, incorporando elaboraciones que cumplirán con todas las expectativas y brindando un especial protagonismo a las verduras, el producto de temporada y las terminaciones en sala frente al comensal. La propuesta gastronómica de La Fonda Lironda, ya es un auténtico disfrute para los sentidos: ofrece una carta versátil, centrada en la materia prima y donde hilo conductor son las brasas y el horno de carbón y, además, cada plato del restaurante está pensado para evocar momentos y sabores de toda la vida, con una cocina sabrosa, en la que se muestra cada producto en su máximo esplendor -como viene siendo seña de identidad del Grupo Carbón-.

Verdura como protagonista

De esta forma, algunos de los platos que se incorporan convierten en absolutas protagonistas a las verduras, como el bimi a la brasa, crema de guisantes y cecina; las flores de calabacín en tempura, queso viejo y emulsión de miel y pimentón – un plato divertido para compartir, elaborado con el calabacín que les proporciona a diario uno de sus productores de km0-; el mejor tomate del momento con el mejor aceite del mundo; o la ensalada César, en la que se respeta la receta tradicional elevándola gracias a un cuidado servicio de sala que finaliza el plato frente al comensal.

Fonda Lironda

Así mismo, también se suman a la propuesta otras elaboraciones que combinan las verduras con otras materias primas de máxima calidad, como el arroz seco de pulpo y alcachofa confitada; la jugosa merluza a la romana hecha con doble cocción y jugo de pimientos asados; y el medallón de jarrete glaseado, que se cocina a baja temperatura y se termina glaseando con sus propios jugos y viene acompañado de puré de patata, – otro de los platos a los que el equipo de sala da el toque final en la propia mesa del restaurante-.

Una carta líquida a la altura

La propuesta se complementa con una carta líquida firmada por Carlos Moreno, director de barras de Grupo Larrumba Holding, compuesta por mezclas únicas a partir de los mismos ingredientes de la despensa del restaurante, con cócteles que serán capaces de vivir una velada 360º.

Fonda Lironda

Todo ello en un local con una puesta en escena inmejorable: techos iluminados, sofás de terciopelo y piel, vitrinas acristaladas repletas de brebajes y otros detalles amaderados, que se congregan en este amplio espacio. De la misma manera, la barra de cócteles está inspirada en el Nueva York de los años 50, una simbiosis de conceptos que conviven en el local y que hace sentir la grandiosidad de la capital, logrando atraer las miradas de todos los viandantes -incluso cuando se corren las cortinas-.

Así, como novedad, este otoño La Fonda Lironda ofrece una experiencia global para disfrutar con los cinco sentidos que culmina a través de diferentes y novedosas sesiones de música, con opciones que van desde música en directo hasta sesiones con Dj, y que ya han convertido al restaurante en el sitio de referencia de la capital. Una forma diferente de entender y vivir la gastronomía, que el Grupo Larrumba Holding sabe manejar como nadie y a través de la que invita a disfrutar de una forma distinta de cualquier día de la semana en infinidad de momentos.