Quantcast

Qué son los backrooms

En realidad no queremos asustarte, pero si en algún momento te has visto en un pasillo con luces amarillas, bien sea en tus sueños o en una situación de la realidad, es muy posible que hayas estado en un backroom. Normalmente, se trata de un sitio que tiene paredes amarillentas con una iluminación artificial y fría, con pasillos larguísimos que se parecen a un edificio de oficinas abandonado o una bodega solitaria.

Hay individuos que han afirmado que se han perdido entre esos corredores que parecen laberintos, a los que acceden de maneras muy misteriosas y en internet hay un cantidad inmensa de publicaciones que se relacionan con este hecho, lo que lo hace parecer un fenómeno colectivo, pero como nuestra intención es que estés informado, vamos a hablar de qué se tratan los backrooms y cómo surgió este fenómeno.

¿Qué son los backrooms?

¿Qué son los backrooms?

La razón por la que reciben el nombre de backrooms es que se trata de una clase de cuartos o estancias que están detrás de sitios normales o de la realidad en la manera en que la conocemos. Algunos individuos aseguran haber estado en ellos durante su infancia. Dicen que la sensación es parecida a cuando de niño acompañabas a tu madre a una casa comercial en la que se vendían telas o textiles y acababas entre largos pasillos que estaban llenos de grandes rollos de telas, con la creencia de que te ibas a quedar allí por siempre, pues es una sensación como esa.

¿Cómo surgió esta leyenda?

Surgió en 4chan, durante el año 2019, cuando uno de sus usuarios subió fotos de sitios semivacíos y bastante inquietantes, y entonces algún usuario agregó la siguiente advertencia en inglés, que se traduce al español así:

Si no tienes cuidado y te sales de la realidad en las áreas equivocadas terminarás en los Backrooms, donde no hay nada más que el olor a alfombra húmeda, la locura del amarillo monocromático, el interminable zumbido de las luces fluorescentes y aproximadamente seiscientos millones de millas cuadradas segmentadas de manera aleatoria, en las que puedes quedar atrapado. Dios te libre si escuchas algo deambulando por ahí, porque puedes estar seguro de que ya te escuchó”.

Crecimiento de la leyenda urbana

Fue después de éste post que muchos otros usuarios comenzaron a compartir imágenes propias de espacios que reciben el nombre de liminales, porque sirven como espacios de transición y sólo se visitan de paso, evocando sentimientos de nostalgia, soledad o melancolía. Entonces los backrooms crecieron hasta convertirse en un magnífico ejemplo de leyenda urbana que se creó por una gran comunidad online.

Lo que ocurrió es que los usuarios comenzaron a agregar sus propias historias, de ficción o no, que se desarrollan a diferentes niveles y subniveles, incluyendo criaturas que, según dicen, suelen aparecer en esos lugares, así como las maneras en las que es posible sobrevivir a los mismos para regresar al mundo real.

Pero, ¿de dónde salieron estos backrooms?

Al respecto existen muchas teorías, que han sido elaboradas por individuos que son aficionados a los creepypasta. Entre las versiones que se han publicado se encuentran que forman parte de una realidad alterna, que incluso tiene un nombre, la “shattered reality”, y que la misma fue creada durante el Big Bang, por lo que coexiste con nuestro universo.

Otras teorías apuntan a que en realidad los backrooms son una simulación a la que algunos individuos son llevados sin tener conocimiento de ello, otros, con una ostensble base religiosa, han indicado que los backrooms representan el mismísimo infierno, y otra indica que en realidad se trata de un sueño lúcido colectivo. Ya no importa si los backrooms son reales o no lo son, porque se han convertido en un creepypasta muy famoso, debido a que, de alguna forma, todos nos sentimos como que en algún momento nos hemos encontrado allí.

¿Qué dice la ciencia?

¿Qué dice la ciencia?

En realidad hay mucho misterios y fenómenos de la conciencia de los seres humanos que la ciencia no puede explicar. Allí se incluyen múltiples comportamientos, así como experiencias que los individuos llegan a experimentar y los backrooms se encuentran entre estos fenómenos, aunque los clasifican dentro del mundo onírico.

¿Qué es el mundo onírico?

No es otra cosa que el mundo de los sueños, aunque en el caso de los backrooms, en realidad nos estaríamos refiriendo a pesadillas. Cuando dormimos, encontramos en el mundo onírico, que guarda todavía muchos secretos y misterios, incluso para nuestra propia mente, por lo que es posible soñar con escenarios que no conocemos o con escenarios habituales, según lo que se encuentre en la profundidad de nuestra conciencia.

Tener sueños fantasiosos es muy reconfortante, y cuando logramos obtener la respuesta a nuestros problemas por medio de algo que hemos soñado, la sensación es mucho mejor, pero hay individuos a los que les horroriza dormir, porque sus noches se llenan de pesadillas y no tienen forma de escapas de sueños terribles.

¿Existen las pesadillas colectivas?

La ciencia dice que sí. Que es posible que muchos individuos tengan lo que se llaman pesadillas colectivas, que consiste en que muchas personas sueñan con el mismo suceso aterrador, y las explicaciones para este fenómeno van desde las teorías conspirativas hasta mencionar que simplemente se trata de un enigma más que se encuentra en la mente humana, de manera individual o colectiva.

¿Soñar con backrooms es un fenómeno colectivo?

Según lo que se cuenta en las redes parece que sí. Muchos individuos sueñan con backrooms o ‘cuartos traseros’ que es la traducción literal del término, y el esquema de la pesadilla es el mismo. La persona se encuentra encerrada en alguna clase de cuarto, pasillo o bodega que se encuentra absolutamente vacío, iluminado tan sólo por lámparas fluorescente, normalmente no tienen salida, así que se convierten en un laberinto rodeado de cuartos que son iguales.

Los que han soñado con ellos manifiestan que se logra percibir un olor a humedad y la pesadilla consiste en que los individuos tratan de manera desesperada de encontrar una salida, y nunca la consiguen, hasta que finalmente despiertan agitados y con una sensación de temor.