Quantcast

5 consejos para mejorar una relación de parejas

Mejorar las relaciones de pareja y mantenerla armoniosa después de muchos años no es tarea fácil. Esto exige que ambos socios estén dispuestos a dedicar el tiempo, el esfuerzo y el sacrificio necesarios para lograr el equilibrio deseado y la buena comunicación.

Como indica Love My Senses, las relaciones, como las personas, van cambiando con los años. Uno de los peores enemigos de las parejas es la rutina, que con frecuencia acaba con el asesino de las relaciones. Incluso cuando las cosas parecen ir bien, es necesario dar un paso atrás y considerar qué se puede mejorar tanto a nivel personal como colectivo para no caer en la rutina en la que con frecuencia permitimos que la vida cotidiana se interponga en el camino.

Es importante tener en cuenta que cada individuo en la relación tiene una personalidad y un conjunto de valores únicos, que con frecuencia pueden no coincidir perfectamente. La pregunta que debe hacerse es: «¿Hasta qué punto puedes ceder?» ¿Qué estás dispuesto a negociar en debates significativos?

Sería mejor cambiar tu comportamiento en la relación si no estás dispuesto a ceder en nada o si tu personalidad te impide llevarte bien con tu pareja en áreas importantes de la vida.

Las relaciones de pareja pueden deteriorarse por una variedad de razones; la clave es reflexionar sobre lo que está pasando y cómo afecta.

Si quieres mantener vuestra relación de pareja, habrá una segunda fase que los involucre a ambos: ¿Compartimos algún objetivo? Si la respuesta es afirmativa, es hora de convencerse de que tienen un objetivo claro y que cualquier diferencia se puede resolver con una buena comunicación.

Consejos para mantener tu relación en pareja

  1. Encuentra tu espacio si tienes un mal día. Es un mal día y no quieres hablar con nadie. Tienes derecho a relajarte y estar solo. ¿Qué necesidad tienes de iniciar una discusión? Lo sabes y eres consciente de que tu pareja no es la raíz del problema. A veces es mejor tener cuidado y buscar un entorno de conversación tranquilo.
  2. Piensa positivamente. Un estudio realizado por la Universidad de Chicago encontró que la relación tiene menos conflictos cuanto más feliz es la pareja.
  3. Cambio de conductas destructivas. Es obvio que todo el mundo tiene defectos y que cambiar la personalidad de uno para complacer a otro no es el objetivo, pero sí sé que con frecuencia reacciono impulsivamente o soy bastante agresivo, ¿por qué no cambiar mi forma de comportarme en ciertas situaciones? Si tu pareja te pide que cambies algo de tu comportamiento y te sientes capaz de hacerlo, hazlo. Si sigues manteniendo un hábito que dificulta la convivencia, estás enviando el mensaje de que eres rígido y no te preocupas por mejorar la convivencia.
  4. Sean un equipo en la casa. Las tareas domésticas pueden llegar a ser un motivo de discusión. Por lo tanto, es mejor si las tareas se dividen en equipos.
  5. Hablar de cualquier tema. Estar en pareja tiene varias ventajas, una de las cuales es la posibilidad de hablar de cualquier cosa. Aprovecha las conversaciones para expresar con calma lo que te gusta y lo que te molesta. Un equipo está formado por dos; ¡no los olvides!

Superar una crisis de relación requiere dos personas

Es vital recordar que, si solo uno de los dos se involucra en el asunto, nada se resolverá. No hay excusas válidas porque la relación es un asunto de dos personas.

Lo más importante es que ambas partes demuestren el deseo de superar la situación y dar lo mejor de sí mismos. Otra opción es buscar ayuda profesional. Y si finalmente no pueden entender, es mejor irse antes de que puedan causar más daño.