Quantcast

La compra de vinos online nos permite acceder a las mejores botellas

Comprar vino es algo que cada vez es más sencillo gracias a las tiendas online, las cuales nos acercan las botellas de toda España, como el vino Padrorey, a nuestro ordenador o al móvil, pudiendo recibirlas en casa de una manera muy cómoda.

Gracias a este tipo de comercios podemos comprar vino muy distinto, que se hace de una forma muy diferente a la manera en que se elaboran ahora, ya que han vuelto a las tinajas de barro centenarias y a las levaduras autóctonas.

Albariños a golpe de clic

Las botellas de vino Envidia Cochina y otros tantos albariños de calidad no siempre son accesibles fuera de Galicia, pues a veces los vinos de estas zonas no tienen una producción muy alta.

Con la compra online poder adquirirlos es tan sencillo como meterlos en la cesta, pagarlos y esperar a recibirlos en casa, lo que suele ocurrir en uno o dos días, pudiendo así catar unos vinos que a veces no salen demasiado de la zona en la que se producen.

Vinos de garnacha blanca

Existen uvas que poco a poco van desapareciendo porque no son rentables, pero que suelen conseguir que el vino tenga una calidad altísima.

Los aficionados a los blancos saben que una de estas uvas es la garnacha blanca, la cual va perdiendo terreno frente a otras más de moda o productivas, pero que aún resiste en zonas como La Rioja, en donde se elaboran vinos excelentes con ella.

Una vez más, de no ser por las tiendas online, el acceso a estas botellas no sería fácil, pues su producción no es elevada y su público tampoco lo es.

Botellas de crianza submarina

Durante los últimos años el vino se ha puesto de moda, por suerte porque es una de las bebidas mediterráneas por excelencia, y esto ha supuesto que muchos enólogos se hayan puesto a experimentar.

De uno de estos experimentos salen los vinos que se han denominado “submarinos”, puesto que la crianza se hace bajo el mar después de pasar unos meses en la bodega, lo que le da un sabor especial debido a las condiciones del agua salina, que no son las mismas que tendría el vino en una barrica.

Vamos a poder probar vinos de otros países

Es cierto que en España se hacen algunos de los mejores vinos del mundo, pero como aficionados no podemos dejar de probar otros de países más lejanos al nuestro.

Acceder a una botella francesa o de Italia no es complicado, pero lo es un poco más comprar un vino argentino, uno de California o de Chile, por citar tres lugares que se están labrando una fama con productos de una buena calidad a unos precios más que atractivos.

Estamos en el mejor momento posible para probar los vinos de España y del mundo, ya que podemos acceder a producciones de pocos litros y a experimentos como las botellas que maduran bajo el mar de Galicia, todo ello gracias a las tiendas online que nos dan acceso a este tipo de vinos sin movernos de casa.