Quantcast

Los incendios en Galicia se recrudecen con casi 7.000 hectáreas calcinadas

Durante la tarde del domingo los incendios forestales en la Comunidad de Galicia se intensificaron, y la extensión de hectáreas calcinadas superan ya las 6.900, según los datos facilitados por la Consellería do Medio Rural a las 20.00 horas. Vecinos de núcleos de población de O Barco de Valdeorras y Folgoso do Courel han sido desalojados, al aproximarse las llamas a sus viviendas, y se han activado siete situaciones de emergencia.

A última hora de la mañana de este domingo la Xunta confiaba en poder estabilizar y controlar los incendios activos en la comunidad a lo largo del día, pero las condiciones meteorológicas, con altas temperaturas y vientos cambiantes de dirección, han complicado las labores de extinción y varios de los fuegos se han reavivado y están fuera de control en las últimas horas.

Entre ellos, el del municipio ourensano de Carballeda de Valdeorras, que pese a permanecer estabilizado hasta el mediodía, se ha reactivado “con motivo del viento” y se ha extendido a la localidad vecina de O Barco de Valdeorras.

Hasta el momento ha calcinado unas 2.400 hectáreas y la Xunta ha activado la situación 2 de alerta por proximidad del fuego a un núcleo de viviendas en Carballeda, en concreto, a la parroquia de Candeda, donde la administración autonómica ha confirmado que han ardido varias viviendas abandonadas.

Además, varios vecinos de la parroquia de Alixo, en O Barco, han tenido que ser desalojados, según ha confirmado el alcalde de la localidad ourensana, Alfredo García. El regidor también ha reconocido que la situación en estos momentos es “muy complicada” y de “mucha preocupación”. Según otras fuentes del municipio, otras parroquias como Sandigoso o Soulecín también están siendo desalojadas.

Asimismo, la administración autonómica ha avanzado en el Twitter @incendios085 –la cuenta de la Xunta para informar de los incendios forestales– que el incendio ha afectado a una motobomba de los servicios de extinción, así como a un bulldozer, sin que hubiese que lamentar daños personales.

Este incendio permanece activo desde las 22,09 horas de este jueves, registrado en la parroquia de Riodolas. Hasta el momento, en su control participan 7 técnicos, 27 agentes, 63 brigadas, 31 motobombas, 3 palas, 7 aviones y 7 helicópteros. También está solicitada la participación de la Unidad Militar de Emergencias (UME)

COMPLICACIÓN EN FOLGOSO DO COUREL

En la provincia de Lugo, la situación más complicada se vive en el municipio de Folgoso do Courel, que concentra hasta tres incendios que suman casi 3.000 hectáreas quemadas y en varias parroquias la Xunta ha decretado la situación 2 de emergencia por proximidad del fuego a las casas.

El último incendio por el que se ha declarado esta situación de alerta ha sido uno de los activos en la parroquia de Vilamor, que es el más grande de la zona y que suma ya 1.300 hectáreas calcinadas, según las últimas estimaciones. Allí se ha activado la alerta por la proximidad del fuego al núcleo de Parada de Montes, en el ayuntamiento limítrofe de A Pobra do Brollón.

Este incendio permanece activo desde el jueves a las 20,25. En su control trabajan hasta el momento 1 técnico, 21 agentes, 27 brigadas, 22 motobombas, 1 pala, 1 unidad técnica de apoyo, 7 aviones y 9 helicópteros. En este incendio participa la Unidad Militar de Emerencias (UME), que desplegó efectivos en la zona.

En declaraciones, la alcaldesa de Folgoso do Courel, Dolores Castro, ha afirmado que el incendio “saltó hacia otra ladera”, “incluso saltando el propio cortafuegos”, y ha asegurado que están “desbordados”.

También continúa decretada como medida preventiva la situación 2 en otro incendio forestal activo en Folgoso, parroquia de Vilamor, iniciado a las 20,42 horas del jueves y que, según las últimas estimaciones, afecta a una superficie provisional de 300 hectáreas. Hasta la zona se han desplazado 6 técnicos, 21 agentes, 31 brigadas, 20 motobombas, 1 pala, 5 aviones y 3 helicópteros.

Asimismo, sigue decretada también esta situación de alerta en el incendio activo en la parroquia de Seceda. Un fuego que se inició a las 1,40 horas del viernes y que, según las ultimas estimaciones afecta a una superficie de 1.100 hectáreas provisionales. En el lugar llevan trabajado un total de 19 agentes, 29 brigadas, 13 motobombas, 6 aviones y 6 helicópteros. Participa también la UME.

A POBRA DO BROLLÓN

También en la provincia de Lugo, en A Pobra do Brollón, permanece activa la situación 2 en el incendio forestal de la parroquia de Saa, que afecta ya a 670 hectáreas. Según se ha podido saber, varias parroquias han sido desalojadas y el ayuntamiento ha habilitado el pabellón de la localidad para los vecinos que así lo necesiten para resguardarse y pasar la noche.

Hasta el momento se han movilizado para su control 3 técnicos, 21 agentes, 32 brigadas, 21 motobombas, 1 pala, 5 aviones y 4 helicópteros.

Además, en A Pobra permanece activo desde las 21,14 horas del jueves otro incendio en la misma parroquia, en Saa, que según las últimas estimaciones ronda las 50 hectáreas provisionales quemadas.

INCENDIOS QUE ENTRAN POR PORTUGAL

Por otra parte, en la tarde de este domingo la Xunta también ha activado la situación 2 como medida preventiva en dos incendios activos en el ayuntamiento ourensano de Oímbra, por la proximidad del fuego a los núcleos de Videferre y San Cibrao. Uno de ellos ha entrado desde Portugal por la parroquia de Videferre, a las 15,57 horas.

La Xunta ha cuantificado en 20 las hectáreas afectadas y ha destacado que se han movilizado un total de 2 agentes, 6 brigadas, 4 motobombas, 1 pala y 2 helicópteros.

El otro incendio, también con 20 hectáreas calcinadas, se inició en la parroquia de San Cibrao a las 18,46 horas.

En Ourense, permanece también activo el incendio de la parroquia de Pradoalbar, en Vilariño de Conso, que ha calcinado ya 200 hectáreas dentro del parque natural de O Invernadeiro.

En su control trabajan 2 técnicos, 11 agentes, 32 brigadas, 11 motobombas, 3 palas, 4 aviones y 7 helicópteros.

NUEVOS INCENDIOS

Además de los incendios que tienen su origen en las tormentas del pasado jueves, este domingo se han notificado tres nuevos incendios en la provincia de Lugo: en Cervantes, en Palas de Rei y en Antas de Ulla.

Todos ellos superan las 20 hectáreas y se declararon pasadas las 13,00 horas.

Por otra parte, la Consellería do Medio Rural mantiene como controlados los incendios de Rodeiro –parroquia de Guillar–, que afecta a 200 hectáreas, y de Ribadavia, con 65 hectáreas quemadas, según las estimaciones provisionales.

TRES CARRETERAS CORTADAS

Además, tres carreteras de la vía provincial lucense permanecen cortadas a su paso por las localidades de A Pobra de Brollón y de Folgoso do Courel debido al polvo derivado por los incendios forestales.

En concreto, la carretera LU-P-5701 permanece cortada entre estos dos ayuntamientos lucenses, en concreto del kilómetro 0 al kilómetro 32, en ambos sentidos, debido a la dificultad para circular con motivo de los incendios que se registran en la zona, según ha informado la Dirección General de Tráfico.

La DGT también ha señalado que se encuentra cortada, por los mismo motivos, la carretera LU-P-4710 a la altura de A Pobra do Brollón, durante tres kilómetros, en ambos sentidos de circulación.

La tercera carretera cortada en la provincia, también en ambos sentidos, se trata de la autonómica LU-651, desde el kilómetro 11, en Leixazos, hasta el kilómetro 1, en Quiroga.