Quantcast

Clínica Umebir, medicina funcional y nutrigenética

El SIBO o Síndrome de Sobrecrecimiento Bacteriano en el Intestino Delgado, nombrado así por sus siglas en inglés, Small Intestinal Bacterial Overgrowth, es una patología que afecta a muchas personas y que interfiere considerablemente en su calidad de vida. Sin embargo, con la atención médica adecuada y el tratamiento correcto es posible neutralizar la enfermedad. Aun así, hay que tomar algunas medidas importantes para evitar las recaídas, para lo cual es necesaria la administración de suplementos específicos. Esto es, precisamente, una de las afirmaciones hechas por la Clínica Umebir, un centro médico especializado en medicina funcional, nutrigenética y nutrición de precisión, especializada en patologías o trastornos del tracto gastrointestinal, enfermedades autoinmunes y metabólicas, entre ellas el SIBO.

Herramientas recomendadas para prevenir la recaída del SIBO y garantizar una microbiota saludable

La clínica de medicina funcional y nutrigenética, Umebir, a través de su director médico Dr. Fernando Ruger Viarengo, también presidente de la Sociedad Española de Medicina Funcional y Nutricional de Precisión, asegura que son dos las herramientas necesarias para evitar las recaídas del SIBO y LIBO una vez negativizado. Si se valoran los orígenes del SIBO, se puede comprobar que la mayoría tiene una alteración en el complejo motor migrante, por lo cual es vital la suplementación procinética durante un tiempo prolongado a la negativización. Si, además, se tiene en cuenta que el sobrecrecimiento sucede, en parte, por la falta de inmunidad, es decir, de capacidad defensiva de la mucosa, se hace evidente que otro suplemento que debe permanecer durante un tiempo, es la combinación de nutrientes de la célula intestinal y los inmunoreguladores sistémicos y locales de mucosa. Asimismo, si se sabe que el continente, que en este caso es el intestino, y el contenido son bacterias de más de 1.000 especies que generan lo que se llama una competitividad geográfica por el espacio de colonización, es también vital mantener un aporte de alimentación probiótica adecuada, que asegure un buen nivel de bacterias beneficiosas y que impida la colonización o sobrecrecimiento de especies patógenas.

El importante aporte de la medicina funcional y la nutrigenética para combatir el SIBO

La medicina funcional ha permitido comprender todo este mecanismo integral de funcionamiento y la interrelación de los ejes del intestino con el cerebro y otros órganos de interés. Desde esta concepción, también permite realizar intervenciones médicas integrales que mejoran, no solamente el funcionamiento orgánico a nivel local, sino también a nivel sistémico y global, mejorando sustancialmente los resultados y disminuyendo las posibilidades de recaídas. Por su parte, desde la nutrigenética, se puede valorar con dicha herramienta qué tipo de efectos causan ciertos suplementos sobre un terreno genético predisponente, y si existen mutaciones de genes que pueden interferir en el metabolismo de nutrientes. Al saberlo, se puede apoyar esta deficiencia de origen genético con suplementación personalizada y de precisión que también mejoran las tasas de éxito terapéutico y disminuyen las posibilidades de recaídas.

En la Clínica Umebir, en Alicante, se puede acceder a atención médica especializada, presencial y online, para estos casos, siendo una de las primeras clínicas en Europa especializada en medicina funcional nutrigenética y microbiota, y puede ser atendido a través de médicos profesionales que actúan desde la medicina funcional y la nutrigenética para garantizar los mejores resultados. Asimismo, se puede acceder al tratamiento necesario para combatir el SIBO y evitar futuras recaídas.