Quantcast

Ya es mediodía: esta colaboradora sufre el peor momento de su vida

El mundo de los reporteros no es fácil y es que en muchas ocasiones son el objetivo de la frustración de los entrevistados. En este caso, se trata de una reportera de “Ya es mediodía” llamada Marina Vidal.

En pleno directo ha sufrido un intento de agresión y tuvo que ser incluso ayudada por la Guardia Civil. En el momento del suceso, la reportera se encontraba en Santovenia de Pisuerga para cubrir un asesinato y también el posterior secuestro de los rehenes.

¿Cómo comenzó toda esta situación en “Ya es mediodía”?

Ya es mediodía: esta colaboradora sufre el peor momento de su vida

Sonsoles Ónega estaba en ese momento haciendo una introducción de lo que estaba ocurriendo en la población vallisoletana. Todo parecía ir normal, pero a los pocos segundos, comenzaron a escucharse voces con un tono mucho más alto de lo usual. Es en ese momento cuando la tensión estaba llegando a su punto más álgido. Lo que nadie se esperaba es que pocos segundos después una joven se acercara a la reportera para intentar agredirla.

Vidal solo se encontraba haciendo su trabajo tranquilamente y estaba informando de lo que ocurría sin causar ningún alboroto. Las personas que parecían estar involucradas a nivel familiar parecían tener mucha rabia acumulada hacia los medios de comunicación. Esto tiene sentido ya que una mujer se acercó a la reportera al grito de “¡Cuántas veces hay que deciros que no!”.