Quantcast

Qué son los metadatos

Es un término que hemos estado escuchando últimamente, sobre todo relacionado con otro conocido como big data y están vinculados al manejo o tráfico de la información por la red, algo con lo que no todos estamos familiarizados, así que aprovecha este artículo para informarte sobre lo que son los metadatos y la manera en que son usados en el ambiente totalmente digitalizado que tenemos hoy.

¿Qué son los metadatos?

¿Qué son los metadatos?

La manera común de describir a los metadatos es que son datos con los que se describen otros datos, es decir que son “datos sobre datos”. Para que se entienda mejor, los metadatos son aquellos cuyo contenido son otros daños, que son a su vez, los que se encuentran contenidos en archivos, esto es, la información que se puede encontrar en un archivo digital.

¿Qué significa el término metadatos?

Su etimología igualmente nos puede dar una pisa sobre su verdadero significado. Metadatos proviene del griego μετα, que significa “después de” y de la palabra “data” que es el plural del latín datum -i, “datos”, de modo que literalmente quiere decir “más allá de los datos”, por lo que se refiere a los datos que se obtienen de otros datos.

Concretamente, usar el término metadatos supone que estamos dándolo en enfoque informático que tiene su origen en un concepto genérico, que puede ser usado como término general o refiriéndose a una cantidad de metadatos en los que se describe a un conjunto de recursos o datos, esto es, a un conjunto de información.

¿Cuáles son las características de los metadatos?

Los metadatos tienen las siguientes características:

  • Estructura: se trata de datos bastante bien estructurados, en los que se describen las características principales de los datos que acumulan o agrupan, entre las que se encuentran los atributos, las circunstancias en que fueron obtenidos, la información contenida, su calidad, su tema u objeto.
  • Pueden diferenciarse: esta diferenciación dependerá de cuáles hayan sido las reglas que se incluyeron en las aplicaciones usadas para establecer las estructuras internas en los esquemas para recoger la información o los datos.
  • Pueden clasificarse de múltiples maneras: de hecho, aceptan cualquier clase de criterio para su clasificación, como las funciones, la variabilidad o el contenido.
  • Han adquirido gran relevancia: dentro del universo informático y la automatización a las que nos ha sometido la red y el uso del big data así como del cloud computing, se han vuelto muy importantes los metadatos, debido a que todos los días se reciben cantidades ingentes de informaciones, creciendo de manera exponencial, lo que requiere una forma de gestionarlas y de administrarlas, de allí que los metadatos resulten esenciales para adelantarnos en términos de eficiencia operacional y para poder arribar a las decisiones que se requieren en función de poder obtener ciertas ventajas competitivas.

¿Cuáles son las ventajas de los metadatos?

Entre las ventajas que pueden derivarse del uso de los metadatos, podemos mencionar que al tratarse de una información o de datos globalizados, se enfocarán en aquello que estemos buscando, en lo que nos interese, para lo cual es necesario crear las características o atributos que estamos buscando en los archivos de información disponibles, y al reunir solamente los datos que nos interesan, nos proporcionará únicamente los datos que sean de nuestro interés, los cuales pueden tener diferentes utilidades al momento de mejorar la forma en que gestionamos o utilizamos la información.

Los metadatos juegan un rol esencial en cualquier organización, porque sirven como un marco de referencia, ofreciéndonos un punto de vista general, ya que los datos descritos o proporcionados dan un contexto en el que fluyen las informaciones, los contenidos, los procesos de los negocios, los servicios, la reglas de los negocios, así como las políticas que apoyan a los sistemas informáticos de cualquier organización.

En otras palabras, con los metadatos, se pueden trazar los objetivos para poder cumplir las metas de una organización. Pero lo más importante es que son multifuncionales, lo que hace que se conviertan en una herramienta poderosa que nos permite gestionar la información como un activo de cualquier negocio.

Facilidad de la búsqueda y el análisis

Utilizar los metadatos como herramienta facilita la búsqueda y ubicación de la información que una organización necesita. Gestionar eficientemente la información o datos hace que su análisis sea más sencillo, desde su fuente, lo que facilita a una organización la autodumentación, y las funciones que permiten el análisis y la transformación en datos útiles.

Facilidad de la estandarización

Facilidad de la estandarización

Como se pueden predeterminar las estructuras de búsquedas, eso permite la eliminación de las inconsistencias y los errores, estandarizando los datos, mejorando la calidad de los mismos, pues sólo se nos suministrarán aquellos que estemos buscando. Al poder gestionar los metadatos, de podrá obtener una visión más centralizada de sus contenidos, desde el momento en que son creados hasta que son consumidos con un determinado fin.

Facilita la integración

Gestionar los metadatos, permite una integración híbrida que es clave en toda organización, ya que se puede centralizar la información para que pueda ser usada de forma compartida por varios usuarios, que son los que deben tomar las decisiones, haciendo más fácil la toma de decisiones y la implementación de prácticas que mejoren los procesos.

Ayudan a gestionar los cambios

En particular si nos encontramos en un entorno complejo, debido a que la administración de los metadatos mejora su visibilidad y poder ejercer un control conveniente que hace que se genere un ambiente de integración de la información empresarial. Cuando somos capaces de automatizar el análisis del impacto que tienen nuestras actividades, es posible detectar los cambios que se deben realizar en las aplicaciones y en los procesos, de modo que se pueden solucionar los conflictos más fácilmente, incluso antes de que se presente, porque podremos visualizarlos con anterioridad.

Mayor seguridad

Si ocurren cambios, una eficiente gestión de los metadatos puede proteger aquella información que sea vital para un negocio, lo que, de manera general, hará más sencillo en cumplimiento de las normas del mismo.

Mejorará el contenido de los informes

Los metadatos pueden hacer que podamos intervenir de manera adecuada y que la información recogida sea de mejor calidad, de modo que los procesos serán más sencillos, sin inconvenientes, y el reporte será confiable, de modo que los datos serán más seguros.

Todo va a depender de las estrategias de uso que te hayas planteado y del esquema organizado para recopilar la información que necesitas y transformarla en metadatos.