Quantcast

¿Cómo elegir un intercomunicador para viajar en moto?

Los viajes en moto tienen un problema y es que no se puede hablar ni con el copiloto, ni con el grupo de amigos, de manera que es muy difícil comunicarse, a no ser que se haga mediante toques en el caso del pasajero o de señas con los demás.

Ahora esto ya no es necesario, puesto que podemos comprar un intercomunicador en la tienda motorecambiosvferrer, en donde tienen algunos de los mejores del mercado como los de la marca Cardo, que es la más puntera en este momento.

¿Con cuántas personas queremos hablar?

Cuando escogemos un intercomunicador debemos saber si vamos a charlar con alguien y si es así con cuántas personas lo haremos.

Existen aparatos de este tipo solo para el conductor, destinados a interactuar con el móvil, otros que se usan a la hora de conversar con el pasajero, y un último modelo que permite interconectar un pequeño grupo de moteros.

Siempre es mejor que responda a las órdenes por voz

Por norma general, los intercomunicadores llevan botones de gran tamaño que se pueden pulsar con los guantes más gruesos, pero es preferible y más cómodo que respondan a los comandos de voz.

Funcionan igual que los altavoces inteligentes que tenemos en nuestras viviendas, “despertando” con una palabra específica y permitiéndonos acciones como llamar por teléfono, comunicarnos con el pasajero o poner una dirección en el GPS del smartphone sin quitar las manos del manillar.

¿Qué alcance tiene?

Si únicamente queremos el intercomunicador con el fin de interactuar con nuestro teléfono o para hablar con el pasajero, el alcance no es importante, pero esto cambia cuando lo vamos a emplear para hablar con otras motos.

De este modo, conviene escoger aquel que nos permita más metros, que ya suelen superar el km en la mayor parte de los intercomunicadores, y que es más que suficiente a la hora de comunicarnos con nuestro grupo de amigos.

¿Cuánto dura la batería?

Un intercomunicador con una batería mediocre sirve para poco, pues nos va a fallar justo cuando más lo necesitemos y en marcha no hay posibilidad de recargarlo sin parar durante un buen rato.

Por eso, antes de comprarlo hay que ver lo que dura su batería tanto en uso como en reposo y adquirir uno dependiendo del tipo de viaje que vayamos a hacer, optando por baterías grandes y más duraderas si conducimos largas distancias.

¿Se escucha bien a altas velocidades?

A 120 km/h que es la velocidad máxima en España hay mucho viento, ruido e interferencias, más en una moto en la que no hay carrocería.

Conviene que el intercomunicador sea de calidad, con tecnologías de reducción de ruido, pues de lo contrario no se podrá usar en carretera y autovías en cuanto lleguemos a los 90-100 km/h.

Comprar un intercomunicador para la moto siempre es una buena decisión, pues nos permite hablar por el smartphone, recibir indicaciones del GPS e incluso escuchar música de forma legal. Además, vamos a poder hablar con el pasajero y el grupo de moteros con el que hayamos salido.