Quantcast

Qué partes se pueden aprovechar en el reciclaje de vehículos

Los vehículos actuales se fabrican no sólo pensando en darles una buena vida útil, sino también teniendo en cuenta la importancia de reciclar el máximo posible una vez que esta finalice, llevándose a cabo el proceso a través de empresas como es el caso de Reciclauto.cat, líderes en Cataluña que ofrecen un completo servicio tanto de reciclaje como de venta de piezas para dar una segunda oportunidad a todos los componentes aprovechables. Vamos a echar un vistazo a los porcentajes y partes que se pueden aprovechar en el reciclaje de vehículos.

Qué porcentajes del vehículo podemos reciclar

La sociedad cada vez es más consciente de la necesidad de aprovechar los recursos que tenemos en nuestro entorno, lo que durante años ha aumentado la presión a los fabricantes de automóviles que buscan ser cada vez más sostenibles.

Para ello es imprescindible que garanticen que la mayor parte de sus vehículos van a poder ser reciclados cuando lleguen al final de su vida útil, y en este sentido, actualmente se calcula que prácticamente todos los vehículos permiten un reciclaje de alrededor del 90% del vehículo completo.

Esta es sin duda una cifra muy interesante aunque también debe ser mejorada con el tiempo, la cual se puede dividir en diferentes elementos que se pueden encontrar en un desguace online y que son:

  • Chapa, acero y metales: supone el 75%.
  • Neumáticos y piezas de caucho: supone el 4%.
  • Plásticos: varía de un vehículo a otro, suponiendo desde un 3,5% y hasta un 5,5%.
  • Vidrio: supone el 3,5%.
  • Tapicerías y elementos textiles: supone el 1,2%.
  • Papel y cartón: supone el 1%.
  • Anticongelante y líquido de frenos: supone el 1%.

Los tipos de residuos y partes que se pueden aprovechar en el reciclaje de vehículos

A la hora de proceder al reciclaje de vehículos, existen dos tipos de residuos que son los residuos peligrosos y los residuos no peligrosos.

A continuación vamos a organizar estos dos grandes grupos en función del tipo de piezas que se pueden reciclar y reaprovechar:

Residuos no peligrosos que podemos reciclar

Dentro del grupo de residuos no peligrosos que se pueden reciclar en los vehículos, destacan los siguientes:

  • Aluminio: se procesa con el objetivo de fabricar otras piezas de este material.
  • Cables: generalmente se separa el plástico del metal para reconvertirlos de nuevo en otras piezas.
  • Neumáticos: se procesan para poder reutilizar el caucho en la fabricación de otros productos.
  • Plásticos: como piezas de recambio o para reutilizar el plástico para la fabricación de otras piezas.
  • Vidrios: buena parte sirve como piezas de recambio, mientras que el resto se recicla para fabricar nuevas piezas de vidrio.

Residuos peligrosos que se pueden reciclar

Por otra parte, también es muy importante tener en cuenta los residuos peligrosos que se pueden reciclar en los vehículos, y en este sentido podemos encontrar cuatro grupos principales que son los siguientes:

  • Baterías: el ácido que se encuentra en el interior de la batería se puede extraer con el objetivo de reutilizarlo. De igual manera se puede proceder extrayendo los materiales de las placas así como el plástico de la propia batería, que se procesará para su conversión.
  • Filtros: la mayoría de filtros están conformados por tres materiales que son goma, metal y papel, de manera que se procede a separar cada uno de ellos con el objetivo de reciclarlos por separado.
  • Gases: hay gases que pueden ser perjudiciales para la capa de ozono, los cuales se utilizaban en los vehículos más antiguos, mientras que otros son reciclables y seguros. En el caso de los gases contaminantes, se procede a su destrucción, mientras que los nuevos gases más seguros, se reutilizan tras un proceso de purificación.
  • Líquidos: al igual que ocurre con los gases, hay líquidos que pueden ser reciclados mientras que otros se deben desechar. Los que se pueden reciclar se regeneran y reutilizan, mientras que para los que no se pueden aprovechar, existen unos contenedores especiales que permiten deshacerse de ellos posteriormente de forma segura.