Quantcast

Espadas intentará gobernar en la Junta en solitario como hizo en el ayuntamiento de Sevilla

Juan Espadas es un candidato con experiencia en política, ya que estuvo al frente del ayuntamiento de Sevilla en la última legislatura. Pero dejó la alcaldía con la intención de llegar al Palacio de San Telmo, aunque las encuestas no le dan esperanzas para ello. El líder socialista espera gobernar en solitario tal y como le sucedió al frente del consistorio sevillano.

El candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta de Andalucía ha defendido este viernes aplicar en el Gobierno andaluz el modelo de gobierno que siguió en su etapa como alcalde de Sevilla, donde gobernó en minoría y alcanzaba acuerdos con grupos municipales de izquierda e incluso con Ciudadanos (Cs).

En una entrevista con la Cadena Cope, Espadas ha trasladado que “mi problema para gobernar son los mismos” que los que se le presenta al presidente de la Junta y candidato a la reelección, Juanma Moreno, de quien ha dicho que “él sabe que tiene que gobernar con Vox”, mientras que en su caso tendrá que hacerlo “con otras fuerzas de izquierda”, momento en que ha rememorado su etapa como alcalde de Sevilla, donde ha descrito que se encontraba “en clara minoría” y la oposición contaba con “mayoría absolutísima”, y pese a ello ha relatado que fue capaz de “sacar adelante ese mandato y los presupuestos”.

Espadas ha descrito su ejercicio de gobierno como “cuatro años de búsqueda de acuerdos permanentes”, para apelar entonces a “otra forma de gobernar, otro estilo”, y ha insistido en el paralelismo entre el escenario que se le abre a Moreno y el que se le plantea a él.

Con fuerzas que no quieren destruir a Andalucía es más sencillo“, ha sostenido el secretario general del PSOE y candidato, en referencia a pactar con fuerzas de izquierda o a tener que hacerlo con Vox, partido del que ha considerado “ataca la esencia de la autonomía de Andalucía”, además de otros aspectos como que se cuestione “derechos fundamentales de las mujeres” y al que ha catalogado como “socio natural” del Partido Popular.

Con la premisa de que el PP afronta entonces un “peor escenario” para la gobernabilidad de Andalucía, Espadas ha colegido que “elegir a Moreno Bonilla es arriesgarse a ese pacto con Vox“, para contraponer entonces que “votar a Espadas es tener un gobierno como he hecho en la ciudad de Sevilla y me gustaría volver a hacer en Andalucía”.