Quantcast

La ‘startup’ biotecnológica KeyZell apuesta por los criptoactivos para desarrollar Inteligencia Artificial contra el cáncer

KeyZell se ha convertido la primera biotecnológica en realizar una Token Generation Event (TGE) a través del proyecto K2Z Utility Token, cuya emisión máxima será de 2.000 millones de tokens y 200.000 NFTs.

Cada vez más los negocios buscan financiación a través de una TGE, convirtiéndose en una práctica común en el espacio criptográfico. Este proyecto pretende emitir un token fungible útil para recibir el servicio de su sistema de Inteligencia Artificial para medicina de precisión, y otro token no fungible de la propiedad industrial de esta IA, bautizado por KeyZell como IP-NFT (Industrial Property-NFT).

La compañía explicó que esta emisión de tokens les permitirá seguir avanzando en su proyecto de lucha contra el cáncer y operar en un entorno seguro, ya que trabajan bajo tecnología ‘blockchain’.

Según el último estudio publicado por IQVIA Institute, ‘Global Oncology Trends 2021’, se calcula que el mercado global en tratamientos para el cáncer alcanzará los 269 billones de dólares para el año 2025. Lo lidera EEUU con un 42%, seguido de los cinco principales mercados europeos: Alemania, Francia, Gran Bretaña, Italia y España.

En el año 2020 murieron casi 10 millones de personas por cáncer y cada año se suman más de 19 millones de nuevos casos en todo el mundo. Cada año se superan las previsiones de muertes y de incidencia de la ‘International Agency for research on Cancer’ y, con estos datos, no es de extrañar que en poco tiempo a uno de cada tres varones y a una de cada cuatro mujeres le será diagnosticada esta enfermedad a lo largo de su vida. Además, la incidencia global va en aumento por el envejecimiento de la población y por el incremento de los factores de riesgo.

LA TGE Y EL CÁNCER

El proyecto K2Z Utility Token de KeyZell es un modelo apoyado “por la democratización de su propiedad industrial” en formato NFT, y una empresa respaldada con un equipo de gestión e investigación “de relevancia internacional”, destaca la entidad.

Este proyecto pretende darse a conocer entre los pacientes y ser la vía para llegar realmente a aquellos que lo necesitan y no utilizarlo como una “mera inversión especulativa”. Los NFT están configurados para generar o crear pagos sobre cualquier transferencia futura de los tokens.

Este tipo de pagos serán automatizados a través de un smart contract dentro del NFT, donde el emisor pueda realizar el seguimiento de las siguientes transferencias (reventas), apareciendo registrado en la blockchain donde se realiza el NFT.

“El objetivo de KeyZell con el token es conseguir acercar un servicio diagnóstico de tratamiento personalizado contra el cáncer de medicina de precisión y que los pacientes puedan conseguir con los NFTs nuevos tokens cada año para utilizarlos con la IA. Con esto, queremos seguir desarrollando nuestro proyecto KeyZell OPS, una herramienta basada en Machine Learning que selecciona el mejor tratamiento para cada paciente en base a sus características individuales”, afirmó el CEO de KeyZell, José de Corral.

La empresa, pendiente de arrancar con ensayos clínicos en humanos para el tratamiento del cáncer de mama y de pulmón, posee un sistema de Inteligencia Artificial en fase de comercialización, “una garantía de futuro para generar ‘cashflow’, y, sobre todo, una garantía para aquellos inversores en busca de proyectos de primer nivel como K2Z Token”.